Juez dispone libertad acusados Plan Renove

http://hoy.com.do/image/article/34/460x390/0/7A2343C3-708C-41FE-A875-D69ACD7DB4D1.jpeg

POR TANIA HIDALGO
El juez del Segundo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, Víctor Martínez, dejó en libertad ayer al ex secretario administrativo de la presidencia Pedro Franco Badía, al dirigente sindical Gervasio de la Rosa y al contralmirante retirado Ramón Emilio Jiménez Reyes, mientras que dispuso arresto domiciliario por tres meses contra el empresario Juan Julio Morales (Johnny Morales).

Asimismo, el magistrado concedió la libertad provisional bajo fianza a Siquió Ng de la Rosa, ex secretario administrativo de la presidencia; Diógenes Castillo, ex director de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA); Fabio Ruiz, ex presidente del Plan Renove;  Milcíades Amaro Guzmán, Francisco Pérez Castillo y Casimiro Antonio Marte. Cada a cada uno de ellos le fijó  una fianza de un millón de pesos.

Angel Rondón Rijo también podrá obtener su libertad tras pagar una fianza de cinco millones. Estas últimas seis personas permanecen detenidas en la cárcel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva hasta que cumplan con el pago de la garantía, cuyos trámites fueron iniciados desde anoche.

De la Rosa deberá presentarse  cada vez que sea requerido por las autoridades judiciales. 

De igual manera, el juez dispuso que al grupo se le coloque impedimento de salida del país, exceptuando a Jiménez Reyes. En tanto, Franco Badía deberá presentarse el último día de cada mes por ante el Departamento de Prevención contra la Corrupción (DEPRECO), mientras que Jiménez Reyes deberá hacerlo cada vez que sea citado.

Franco Badía y Jiménez Reyes fueron despachados hacía sus casas directamente desde el tribunal donde se realizó la audiencia, la cual se extendió por más de siete horas. La vista se efectuó en la sala de audiencias de la Tercera Sala Penal.

El grupo está acusado de una estafa al Estado de mil millones de pesos a través del Plan Renove.

El ex secretario administrativo de la presidencia fue seguido por decenas de militantes y simpatizantes del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) que pronunciaban consignas a su favor.

La frase “e pa fuera que van”, utilizada por los peledeístas como consigna de campaña para sacar del gobierno a sus adversarios fue usada esta vez por los perredeístas cuando q Franco Badía salía del tribunal, pronunciando a coro: “E pa fuera que vamos”.

HABLA EL FISCAL

En tanto, el fiscal José Manuel Hernández Peguero, a su salida del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, calificó la medida del juez de la instrucción de “muy complaciente y benigna”.

De su lado, el director del Departamento de Prevención contra la Corrupción (DEPRECO), Octavio Líster, dijo que lo importante fue que el juez de la instrucción entendió que había elementos probatorios que podrían conducir a un juicio de fondo a los imputados.

Manifestó que más adelante el ministerio público pedirá una apertura a juicio, “donde iremos con todos los cañones preparados”.

“Yo estaré satisfecho cuando condenen a todos los que cometen actos de corrupción”, enfatizó.

Agregó que contemplan requerir a otras personas para investigarlas en torno al caso.

EL PROCESO

El juez Martínez Pimentel tomó la decisión luego de escuchar los alegatos de los abogados de cada uno de los ex funcionarios y del ministerio público que había pedido prisión preventiva en contra del grupo.

Previo a la vista, los abogados de Franco Badía habían interpuesto un recurso de habeas corpus ante la jueza de la Quinta Sala Penal, Esther Agelán Casanova, el cual fue fijado para hoy a las 9:00 de la mañana. Esta solicitud queda sin efecto.

Los ex funcionarios fueron asistidos por los abogados Eric Raful, Joaquín Zapata, Frank Reynaldo Fermín, Francisco Taveras, Rafael Suárez, Félix Jáquez Liriano, José Durán Fajardo, Irma Acevedo, José Persia, Johnny Furcal, Néstor Victorino, Fausto y Radhamés Cornielle.

EMPUJONES AL FISCAL

En horas de la mañana, cuando el fiscal se dirigía al tribunal fue agredido a empujones por militantes perredeístas y choferes que se presentaron a las puertas del tribunal para solidarizarse con Antonio Marte.

Agentes de la seguridad del Palacio de Justicia y del equipo Swat de la Policía intervinieron para calmar los ánimos.

Antes de iniciarse la audiencia, el juez Martínez ordenó que no se permitiera la entrada de periodistas a la sala aunque aprobó que militantes y dirigentes del PRD que fueron hasta el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva en solidaridad con los ex funcionarios detenidos ayer, presenciaran el juicio.

JUEZ ADMITE VINCULOS CON PRD

El juez reconoció que era síndico por el PRD en San José de Oca, por lo que consideraba que la Fiscalía, si lo entendía pertinente, podía recusarlo por sospecha legítima, a lo que el fiscal respondió que no objetaba que el magistrado continuara con la vista, ya que confiaba en él (Víctor Martínez).

De inmediato abandonaron la sala los principales dirigentes del PRD, entre ellos, Rafael Suberví Bonilla, Eligio Jáquez, Hernani Salazar, Emmanuel Esquea Guerrero, Alberto Atallah, Rafael Santos, Rafael (Taveras, Ramón Alburquerque y Johnny Ventura, dando inicio a la audiencia.

DISPARO CAUSA PANICO

En momentos en que se conocía la medida de coerción en contra de los ex funcionarios, el agente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), Frank Cuevas Reyes, resultó herido en el pómulo derecho de un perdigonazo que se le escapó de la escopeta que utilizaba como arma de reglamento, cuando se disponía a trasladar un preso a ese organismo.

El disparo provocó alarma entre las personas y agentes de seguridad  que se encontraban en el lugar.

PRESIDENTE DEL PRD

De su lado, el presidente del PRD, Vicente Sánchez Baret, quien se presentó al Palacio de Justicia pasadas las 6:00 de la tarde, en compañía de su esposa, Yadhira Henríquez, manifestó que las medidas emitidas por el magistrado Martínez fueron muy justas.

“En sentido general, las medidas parecen justas, con algunas excepciones. Lo ideal hubiese sido que permitieran que todos se fueran a su casa y que siempre estén prestos a acudir a cualquier requerimiento”, precisó.

Dijo que siendo Franco Badía un ciudadano con domicilio conocido no hacía falta hacerlo objeto de esos atropellos, “porque tengo entendido que fue objeto hasta de golpes en esta democracia política que vivimos”.

Dijo entender que hubo excesos, “pero es saludable que eso se haya corregido”.