Juez mantiene imputación contra la infanta Cristina

El magistrado

MADRID. AFP. El juez instructor del caso de presunta corrupción que sacudió a la familia real española mantuvo ayer la imputación a la infanta Cristina, abriendo la vía para que sea juzgada, solo seis días después de la proclamación de su hermano, Felipe VI, como nuevo rey.

La imputación en diciembre de 2011 del esposo de Cristina, Iñaki Urdangarin, de 46 años, por presunta malversación, y después de la infanta, por delito fiscal y blanqueo, este enero, provocaron un escándalo que contribuyó a hundir la popularidad del rey Juan Carlos, antes del anuncio de su abdicación el 2 de junio.

Las consecuencias del denominado “caso Noos” son uno de los primeros problemas que debe enfrentar el nuevo monarca, Felipe VI, en el trono desde el 19 de junio. Alejada, como su marido, de todas las actividades oficiales de la familia real desde hace dos años y medio, Cristina, de 49 años, no estuvo presente en la proclamación de su hermano menor.

“Colaboró activamente”

Cerrando una investigación iniciada en 2010 que el exjefe de la casa real Rafael Spottorno calificó de “martirio”, el juez José Castro de Palma de Mallorca decidió mantener imputados, entre una quincena de personas, a Urdangarin y Cristina.

El magistrado considera que Cristina “colaboró activamente” con su esposo, sospechoso junto a un exsocio de haber malversado más de seis millones de euros de dinero público mediante el Instituto Noos, una sociedad sin ánimo de lucro, que presidió entre septiembre de 2003 y marzo de 2006.

Indignación ciudadana

En una España asfixiada por la crisis que ve multiplicarse los escándalos de corrupción, la indignación ciudadana por este caso se había hecho patente en las manifestaciones improvisadas tras el anuncio de la abdicación de Juan Carlos, para pedir un referéndum y elegir entre monarquía y república.

Felipe VI, que como príncipe se había mantenido inmune al escándalo, prometió una monarquía “íntegra, honesta y transparente” en su discurso de proclamación. Está ahora por ver qué impacto tendrá en su popularidad como rey esta nueva decisión judicial.

Reacción de Felipe VI

MADRID. AFP. La Casa del rey Felipe VI de España expresó ayer su “pleno respeto” a la justicia tras la decisión de mantener la imputación de su hermana Cristina en un vasto escándalo de corrupción. Un portavoz de la Casa del Rey expresó a la AFP “su pleno respeto a las decisiones judiciales”, rechazando hacer más comentarios.