Juez soltó a implicados en carga 310 kilos de coca serán juzgados en Corte La Florida

http://hoy.com.do/image/article/671/460x390/0/4ECE3D3C-59C9-451D-8F28-BF41210E41FD.jpeg

La Dirección Nacional de Drogas (DNCD) confirmó esta miércoles que 4 de 5 hombres acusados de conspirar para introducir cargamentos de narcóticos a Estados Unidos, sobre todo a La Florida y Puerto Rico, fueron capturados en diciembre de 2010 con un alijo de 309 kilos de cocaína en la ruta Santo Domingo-San Pedro de Macorís, caso en el que otros individuos están involucrados.

Sin embargo, esas personas fueron puestas en libertad por una jueza de instrucción interina lo que implica que “después de hecho el trabajo contra el crimen organizado en determinadas instancias es echado por la borda”, dice una declaración dada a conocer este miércoles por la agencia antinarcóticos, en la que cita los nombres de los acusados de conspiración por la justicia estadounidense.

Los que serán juzgados por narcotráfico en un tribunal de Miami fueron identificados como Freddy Manuel Martínez, Miguel Angel Espinal Herrera, Roberto Antonio Mendoza Manzano, Félix Evangelista Sánchez Crispín y Carlos Rubén Morales Dávila, los cuatro primeros detenidos por la DNCD y el último capturado en Puerto Rico el pasado lunes, 14 de noviembre.

La DNCD confirma, con esta declaración, un a nuncio público hecho por la Fiscalía Federal del Distrito Sur de La Florida, la que presentó cargos criminales contra el grupo por asociarse para introducir cocaína desde Sudamérica a territorio estadounidense, utilizando República Dominicana como puente. Los primeros cuatro fueron detenidos el 22 de diciembre de 2010 en un parador ubicado próximo a Boca Chica.

A ese grupo pertenecen, además, Roy Francisco Sánchez Zamora, Roberto Antonio Ortiz Cordero, Juan Hilario navarro Núñez y la joven puertorriqueña Sueheily Rodríguez Arroyo. Martínez, nativo de la Romana, tiene antecedentes por narcotráfico desde agosto de 1987, mientras Ortiz Cordero figura con un registro en el sistema criminológico de la DNCD que data de principios de julio de 2009.

Esas personas, a pesar de haberse determinado que son parte importante de una red de narcotráfico internacional, fueron liberadas por la magistrado Awilda Inés Reyes Beltré, suplente en el Segundo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, instancia donde en varias ocasiones fue denegada la solicitud de revisión de la prisión preventiva dictada en diciembre de 2010, a requerimiento del Ministerio Público.

“La DNCD y las demás instituciones que luchan contra el crimen  están haciendo su trabajo, cumpliendo de manera estricta el mandado del Ejecutivo, pero al perecer otros componentes de otros poderes, que son decisivos y determinantes, se está haciendo otra cosa”, dijo el portavoz de la agencia antidrogas, Roberto Lebrón, en una declaración emitida al nombre del jefe de este organismo, Rolando Rosado Mateo.

El grupo fue arrestado por la DNCD cuando esperaban a sus contactos en el parador conocido como “El Tamarindo”, lugar desde donde partirían hacia un lugar no especificado de La Romana para realizar la transacción con los citados 309 kilos de cocaína, distribuidos estos en 300 paquetes. El caso fue hecho miembros de la División Táctica de Investigaciones Sensitivas (DITIS).

La acusación formal fue presentada contra el grupo el julio pasado, después de los fiscales estadounidenses las informaciones sobre las actividades ilícitas de sus integrantes para introducir estupefacientes a EEUU. En el caso han estado trabajando de manera directa autoridades dominicanas y estadounidenses, de acuerdo a un comunicado de prensa emitido por la DNCD.

Indicó que “desde hace tiempo que trabajamos con las agencias estadounidenses, sobre todo con la DEA para impedir que las organizaciones criminales utilicen nuestro territorio para que actividades y el arresto de estas personas en un caso patético de esa labor”. De ser encontrados culpables los imputados podrían condenados a cadena perpetua, dice el organismo a partir del informe de los fiscales estadounidenses.