Jueza confiesa cogió dinero para dar libertad a regidor

A

El presidente del Consejo del Poder Judicial (CPJ), Mariano Germán, dijo que remitió a los órganos investigativos de la institución, y al procurador general Francisco Domínguez Brito, las pruebas que inculpan a la magistrada Awilda Reyes Beltré de recibir soborno para dejar en libertad al regidor de Pedro Brand, Erickson de los Santos Solís, acusado de sicariato.

Asimismo, se desvinculó de esa y otras decisiones adoptadas por la suspendida jueza de la Cuarta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, de quien dijo, justificó sus actuaciones alegando que recibía “instrucciones superiores”.

La magistrada Reyes Beltré y otros cinco miembros de la judicatura fueron acusados por el procurador Domínguez Brito, de conformar una estructura a lo interno del Poder Judicial, que se dedicaba a manipular procesos judiciales y negociar libertades de personas ligadas al crimen organizado, principalmente en las áreas de narcotráfico, lavado de activos y corrupción.

La confesión de Awilda. El también presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) reveló que en ocasión de haber dispuesto la libertad del regidor de Pedro Brand y por las interrogantes que provocó esa decisión, convocó a su despacho a Reyes Beltré, “quien reconoció que había recibido dinero para resolver el caso”, de lo que afirmó posee pruebas.

Resaltó que antes había interrogado a la magistrada Reyes Beltré por devolver una aeronave incautada en el caso del quebrado Banco Peravia, y US$20 millones en el caso Atiemar.

Dijo que también en esa oportunidad, la jueza le manifestó que sus decisiones fueron adoptadas por presuntas “instrucciones superiores”.

Germán la desmiente. El presidente del CPJ señaló que también en esos dos casos la jueza le manifestó que sus decisiones fueron adoptadas por supuestas instrucciones superiores.

“Procediendo de inmediato, quien les dirige la palabra, a desmentir categóricamente las mismas, al mismo tiempo que le ratifiqué que soy un defensor de la independencia de los jueces”, dijo Germán en conferencia de prensa.

Aseguró que nunca ha llamado a jueces, ni de manera personal ni a través de terceras personas, para trazarles pautas sobre casos, porque cree en la independencia de los jueces.

“No he permitido ni permitiré nunca que se utilice nuestro nombre ni el de mi familia para bajarle líneas a jueces”, advirtió

El hombre invisible. El funcionario judicial no dijo si la magistrada Reyes Beltré identificó quién o quiénes le daban instrucciones sobre lo que debía hacer, en cada uno de los casos antes citados.

En cambio, reiteró a la opinión pública que él no tiene nada que ver “con las decisiones adoptadas por la magistrada Awilda Reyes, ni de ningún otro funcionario del Poder Judicial. Es una infamia de la peor calaña, insinuar que yo, o algún miembro de mi familia, tiene algo que ver con la actitud delictuosa de algunos miembros minoritarios de la judicatura”, subrayó.

Arias es del Procurador. En cuanto al exconsejero Francisco Arias Valera, a quien el procurador sindica como el cabecilla de la estructura mafiosa a lo interno del Poder Judicial, Germán dijo que el CPJ no tiene competencia para conocer cualquier juicio disciplinario en su contra, tras su renuncia.

Afirmó que corresponde a Domínguez Brito hacer las investigaciones, determinar si cometió infracciones penales, y actuar en consecuencia.

El juicio de los tres. Los magistrados José Dionisio Duvergé Mejía, Roso Vallejo Espinosa y Víctor Mejía Lebrón, deberán responder las acusaciones que se les imputan, el próximo viernes 27, por ante el CPJ.