Jueza deberá valorar pertinencia de declaraciones ofreció Hipólito

POR LLENNIS JIMÉNEZ
Las declaraciones que ofreció ayer de madrugada el ex presidente Hipólito Mejía, como testigo en el juicio que por difamación e injuria incoó el senador Hernani Salazar contra el doctor Marino Vinicio Castillo (Vincho), servirán para que la jueza Esther Agelán Casasnovas determine si debe incluir su testimonio en el juicio de fondo,

Así lo explicó ayer el director del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Freddy Castro, para quien las declaraciones de Mejía son relevantes como medios de prueba en la litis  judicial.

Castro, abogado y politólogo, también opinó que la jueza de la Quinta Sala Penal del Distrito Nacional podría disponer que el ex mandatario participe en el juicio de fondo, de considerar que sus declaraciones son importantes para el esclarecimiento de los medios de prueba.

Afirmó que en esta fase preliminar no se puede pensar que  algunas de las partes haya ganado o perdido, porque simplemente es preparatoria.

“Lo que debe hacer el ex presidente Mejía, tantas veces la jueza lo llame, es simplemente prestar su declaración, porque ningún ciudadano debe estar por encima de la ley”, sostuvo.

Castro, catedrático y director de la Maestría de Derecho y Relaciones Internacionales de Santiago, aclaró que eso no lo hace reo de culpabilidad ni de nada, porque es  un testigo más en el proceso.

El jurista sostuvo que a partir de la primera comparecencia del ex presidente Mejía, la jueza tiene la facultad de citarlo cuantas veces estime necesario, al igual que a cualquier funcionario público  o personalidad del país, para que aclare cualquier hecho del proceso de investigación.

Castro indicó que en estos momentos, la jueza Casasnovas sólo hace una  investigación de fondo, para demostrar la pertinencia o no de la querella.

Declaró que la magistrada lo que hizo  fue llamar a Mejía a declarar como un testigo de fondo, por el nivel de responsabilidad que se presume que tienen los jefes de Estado y de gobierno en juicios públicos.

El catedrático manifestó, asimismo, que sienta  un precedente que coloca a la justicia dominicana en un proceso de fortalecimiento y de credibilidad, el hecho  de que  un ex presidente acudiera a un tribunal a declarar en calidad de testigo y a esperar  un proceso durante más de 13 horas.

 “No ha habido ocasión en que  un ex presidente durara 14 horas en  un proceso para testificar”, dijo.

Precisó que la actuación de Mejía lo presenta como un hombre democrático, ya que hubo ocasiones en la que ex presidentes, como el extinto Joaquín Balaguer, nunca se presentaron a la justicia, aunque fueron citados varias veces en los casos de Orlando Martínez, Gregorio García Castro y Narciso González.

Señaló que  por ser  una fase preliminar, todavía no se arroja jurisprudencia ni decisiones, sino hechos históricos.

Sobre las críticas hechas por Castillo a las declaraciones de Mejía, de quien dijo que se resistió a ofrecer informaciones que pudieran contribuir a su descargo, Castro dijo que nadie está obligado a declarar en contra de sí mismo, ya que es un principio constitucional.

Recordó que el nuevo Código Procesal Penal establece que ningún inculpado, ni siquiera está obligado a cooperar con la Policía, en una práctica contraria al sistema anterior.