Jueza dice libertó pareja porque los fiscales no aportaron pruebas

http://hoy.com.do/image/article/236/460x390/0/7C10AA07-1ED2-4BAA-8D02-9A58B5BDCD23.jpeg

POR LLENNIS JIMÉNEZ
El presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Jorge Subero Isa, dio a conocer ayer la decisión presentada por la jueza Marcial Polanco de Sena, de poner en libertad al matrimonio acusado de maltratar a su hijo, porque el ministerio público no aportó los elementos que probaran que los golpes que presentaba el menor fueron proporcionados por los imputados.

En una comunicación dirigida al presidente de la SCJ, la magistrada Polanco de Sena, del Segundo Juzgado de la Instrucción de la provincia Santo Domingo, la emprendió contra los medios de comunicación, a quienes acusa de no molestarse en indagar a fondo, “ya que resulta más rentable la desinformación”.

Polanco de Sena que puso en libertad al padre del menor, Juan Ramón Carreras Acosta, y a la madrastra, Noemí Escolástico, se quejó ante Subero Isa de tener que “soportar los resabios de una prensa que no entiende o más bien prefiere no entender los verdaderos fundamentos de una decisión”.

Polanco de Sena dijo al presidente de la SCJ, en la misiva que le envió el 21 de este mes, que es consciente de la prudencia que debe mediar dentro de sus actuaciones como jueza y que puede ser que su decisión no sea la que revele la verdad de los hechos, pero a su modo de ver, si es el resultado de la verdad de las pruebas que le presentaron.

En el escrito que acompaña la copia de la resolución número 272-2006, con la que la jueza rechazó que el matrimonio fuera a juicio de fondo y puso en libertad de la prisión preventiva que cumplieron durante más de tres meses, planteó al presidente de la SCJ que su decisión no puede verse sugestionada ni manipulada por la opinión pública. “Yo cumplo con fundamentos”.

Polanco de Sena dijo a Subero Isa que su decisión es recurrible y que las partes no conformes pueden presentar sus argumentos ante el tribunal superior, donde otros jueces pueden ver las cosas de modo diferente a la suya y rendir una decisión contraria. “Pero en definitiva, yo siento tranquilidad con la mía, tranquilidad ante Dios, la Constitución y la fe”.

La magistrada argumentó que el ministerio público no pudo destruir la presunción de inocencia del padre del niño y la madrastra, quienes afirman que los golpes y heridas que presenta el menor fueron producidos por una persona que lo chocó en una bicicleta, con lo que niegan que fueran quienes lo maltrataran.

Asimismo, indicó que el informe socio familiar que presentó una experta del ministerio público, en el que vecinos del matrimonio afirman que el niño era objeto de maltrato físico por parte de sus tutores, no identifica a ninguna de las personas que sostuvieron la versión y que tampoco menciona a quienes habrían presenciado los hechos.

Precisó que por el contrario, la defensa técnica de los imputados mostró los documentos, los testigos y los datos que avalan la inocencia del padre y la madrastra del menor de edad.

Manifestó que de conformidad con el juramento que hizo para ejercer la función, solamente se debe a las leyes, al tiempo que lamenta que por este caso, la opinión pública asedie a Subero Isa a través de la prensa, solicitándole su parecer.