Jueza libera a dueño bar en el que hieren cuatro

Local del bar La Chismosa.

La magistrada Keila Pérez, del primer juzgado de la instrucción del Distrito Nacional, dictó un auto de “no ha lugar” a favor de Teófilo Haché Handal, propietario del bar La Chismosa, quien junto a José Antonio Saint Amand Rincón, estaba acusado de agredir físicamente a cuatro jóvenes, incluido un menor de 17 años, durante una riña escenificada en ese centro de diversión.

Según Miguel Valerio, abogado del imputado, la medida se adoptó debido a que el Ministerio Público no presentó pruebas contra sy cliente.

Esto, no obstante haberlo inculpado de violar los artículos 309 del Código Penal que tipifica la infracción de golpes y heridas voluntarios; y 22 y 23 de la ley 136-03 sobre el Código de Protección de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes. Estaba acusado de permitir la entrada de menores al establecimiento comercial de expendio de bebidas alcohólicas.