Juicio Baninter entró ayer en segundo año

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/1231138F-ACF0-49DC-AB48-202EE3303B9C.jpeg

POR TANIA HIDALGO
Al arribar a su primer año de conocimiento en el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, el juicio a los implicados en el alegado fraude del Banco Intercontinental (Baninter), continuó ayer con el interrogatorio a Zunilda Paniagua, por parte de los abogados de Ramón Báez Figueroa, quienes trataron de inducir a la testigo a decir que lo sucedido en esa entidad bancaria fue similar a lo ocurrido en el desaparecido Banco de Comercio.

Respondiendo preguntas de Juárez Castillo Semán, la testigo precisó que en 1996 en  Bancomercio se detectó un hoyo financiero de mil millones de pesos, debido principalmente a la falta de capitalización, el exceso de préstamos a vinculados y a lo improductivo de algunas de sus carteras.

No obstante, Paniagua señaló que los préstamos otorgados a empresas vinculadas estaban documentados y con garantías, mientras que los que otorgaba Baninter carecían de  documentación y por lo tanto no tenían garantías.

Ante estas declaraciones,  Castillo Semán cuestionó que Paniagua, quien fue vicepresidenta de Finanzas durante siete años (1986-1992) de Bancomercio, luego fuera designada por las autoridades del Banco Central en el año 1996 como interventora para sanear esas irregularidades.

Dijo Castillo Semán que pese a haberse detectado estas irregularidades no se sometió a ninguno de los ejecutivos de la entidad bancaria a la justicia. El jurista agregó, que según la testigo, el principal accionista de ese banco, José Ureña, lo que hizo  fue endosar las acciones.

“El banco manejó eso con entera normalidad en lo administrativo, sin que quebrara el país, sin que nos fuéramos  por el hoyo en  el que el mal manejo y el matiz político que se le dio a la crisis de Baninter sumió a este país”, precisó.

Refirió que si se hubiese hecho lo mismo que hizo la administración del doctor Valdez Albizu en el caso de Bancomercio “no se hubiera ido este país por la quiebra y la barranca que se fue”, señaló.

Bancomercio fue intervenido por el Banco Central en 1996 y la hoy testigo, Paniagua, formó parte del personal contratado  por las autoridades monetarias para el proceso de saneamiento.

De su lado, José Lorenzo Fermín, de la parte civil, dijo que “es obvio  que Báez Figueroa  se hunde en el juicio y pretende llevarse consigo a todo el sistema financiero, y por esa razón comienza con preguntas de bancos  quebrados en el pasado, pretendiendo usar el chantaje   como defensa”.

“El principal esfuerzo del imputado no es probar que no cometió la infracción de la cual se le acusa, sino que otros cometieron la misma infracción que él”, adujo.

TRIBUNAL RECHAZA PEDIMENTO

El tribunal, presidido por Antonio Sánchez Mejía e integrado además por Yissel Méndez y Pilar Rufino, rechazó un pedimento de los abogados de la parte civil y el Ministerio Publico de que no se permitiera la incorporación de la primera prueba presentada por los abogados de la defensa de Báez Figueroa.

Los jueces indicaron que ese documento ya fue acreditado y analizado en cámara de calificación  y mencionado en la providencia calificativa emitida por el juez que instruyó el caso.

El documento consiste en una resolución de la Junta Monetaria donde se ordena la intervención de  Bancomercio, en octubre de 1996 y la posterior venta al BANINTER.

Los abogados de la defensa tienen previsto incorporar unos 65 documentos.

 El proceso entró en receso hasta hoy a las 9:00 de la mañana.