Julio Bocca se despide del
corazón de los dominicanos

http://hoy.com.do/image/article/328/460x390/0/A65F7166-39C0-487A-8563-5E03FFBB4D71.jpeg

Con el Ballet Argentino Bocca Tango, el famoso bailarín logra un espectáculo íntimo de música, danza y canto.

POR JORGE RAMOS C.
El bailarín argentino Julio Bocca realizó en el Teatro Nacional Eduardo Brito dos funciones de su espectáculo de danza “Bocca Tango”, para despedirse del público dominicano.

Con este montaje íntimo, el artista vuelve a demostrar sus capacidades y la versatilidad que ha adquirido en 26 años de carrera, tiempo en que ha recibido las más grandes ovaciones alrededor del mundo. Santo Domingo no ha sido la excepción de quienes se han colocado a los pies de Bocca para admirar su calidad y su estilo al describir círculos en el escenario, y aunque en la sala principal faltó mucha gente el lunes por la noche, fue un espectáculo íntimo para decirle adiós a sus admiradores.

La ternura y la sensualidad artística emocionaron a la audiencia cuando bailó la pieza “Pavadita”, junto a Cecilia Figaredo, una mujer de extraordinaria virtud escénica, donde los cuerpos de ambos, casi desnudos, envueltos entre las luces rojas y azules, lograron la combinación perfecta al ritmo de la danza y la música del grupo integrado por seis profesionales dirigidos por Julian Vat, con la participación de cantantes y cinco bailarines.

“Bocca tango” es la producción que Julio viene presentando en muchos países de Europa y Estados Unidos desde hace cinco años, en homenaje al compositor argentino Astor Piazzolla, con inspiraciones suyas como “Invierno porteño”, “Buenos Aires hora cero”, “Siempre se vuelve a Buenos Aires”, “Romance del diablo”, “Calambre”, Años de soledad” y “Balada para un loco”, entre otras, al compás del bandoneón, el piano, el violín, la guitarra, el contrabajo, la flauta  y el saxo.

Como anfitriones de Julio Bocca y su compañía, abrieron la noche tres intérpretes del Ballet Clásico Nacional, Maikel Acosta, quien bailó “Naboria daca”, de Juan Luis Guerra, y Lisbell Piedra y Elvis Guzmán, pareja que danzó la pieza “Hipaniola”. 

Con 40 años de edad y en el momento cumbre de su carrera, el bailarín bonaerense inició lo que es sólo el comienzo de su despedida de la danza,  porque el año próximo vuelve a Europa y Estados Unidos para terminar después con una gira por todo Argentina que lo llevará a la que será definitivamente su última actuación el 22 de diciembre.

Hace poco el también embajador de los países de Mercosur, aseguró a la agencia EFE en España, que después de esa presentación no volverá a girar sobre sí mismo en puntas de pies, y que le da gusto poder retirarse en plenas facultades físicas y mentales.


Cositas

 Las personas que querían ver a Bocca y su equipo en su fuerte como espectáculo de ballet clásico, salieron decepcionados del teatro, pues casi todo el montaje es baile y canciones de tango.

 Si las autoridades del Teatro Nacional Eduardo Brito quieren volver a implementar la medida de no permitir ropa de jeans, deberán publicarlo antes, porque es desagradable devolver a la gente de la puerta. Sucedió el lunes.

 Lo que está bien es el cierre de las puertas a la hora de inicio. El que no llegue a tiempo, que entre en el intermedio, si el espectáculo lo tiene; si no, deberá ser puntual para no perder su dinero.