Junta Monetaria conoce anteproyecto de Ley Sistema de Garantía Recíproca

El anteproyecto de Ley de Sociedades de Garantías Recíprocas favorecerá el desarrollo de las Mipyme

La Junta Monetaria, mediante su primera resolución del 5 de este mes, conoció el anteproyecto de Ley del Sistema de Garantía Recíproca que crea en el país las figuras de las Sociedades de Garantías Recíprocas y Sociedades de Reafianzamiento, y autorizó su envío al Poder Ejecutivo para su ponderación y posterior remisión al Congreso.

El objeto fundamental de las sociedades de garantías recíprocas es dotar de garantías a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipyme), mediante la expedición a su favor de avales que les permitan su acceso al crédito formal, a menores costos y mayores plazos, en las entidades de intermediación financiera.

Las sociedades de reafianzamiento tienen por objeto el reavalar a las sociedades de garantías recíprocas, para asumir los riesgos por las garantías otorgadas.

Los avales que emitan las sociedades de garantías reciprocas se clasifican en tres: las garantías financieras, que permiten obtener préstamos de las entidades de intermediación financiera, realizar operaciones de arrendamiento financiero, descuento de facturas, entre otras; las garantías comerciales, que avalan operaciones entre empresas; y las garantías técnicas, utilizadas para el cumplimiento de contratos de obra y de suministros, así como para el cumplimiento de obligaciones frente a entes públicos y privados, incluyendo las requeridas por la Ley de Compras y Contrataciones Públicas.

Los aportes de capital para la creación de estas empresas serán provistos por personas físicas o jurídicas privadas, organismos internacionales y el Estado, clasificándose dichos socios en partícipes y protectores. El capital social de estas sociedades será aportado fundamentalmente por los socios protectores, toda vez que a las Mipyme se les requerirá una participación accionaria mínima, cuyo límite individual no podrán exceder del 5% del capital social, para que pasen a ser socios participes y de esa manera adquieran los derechos de acceder al financiamiento. Los aportes de los socios protectores no podrán exceder del 30% a nivel individual.

Para el esquema operativo y funcional de las sociedades de garantías recíprocas y sociedades de reafinanzamiento se contemplaron normas prudenciales para regular su solvencia, el apalancamiento, la liquidez mínima, requisitos y criterios a considerar para la inversión de las reservas y estableciéndose límites operacionales y prohibiciones, tales como otorgar créditos directamente, emitir avales o fianzas a sus socios protectores, recibir depósitos de ahorro, a la vista, a plazos, ni de ninguna naturaleza o realizar inversiones en el exterior.

Determinados aspectos serán reglamentados por la Junta Monetaria y su cumplimiento será supervisado por la Superintendencia de Bancos.

Este tipo de sociedades opera exitosamente desde hace décadas en España y varios países de América Latina, como Chile, Argentina, Perú y El Salvador.

Para la elaboración de este anteproyecto de ley se contó con la asistencia técnica de connotados consultores internacionales, especialistas en la materia, tomando como referencia la legislación comparada y el Acuerdo de Basilea II, así como las mejores prácticas internacionales en la materia, incluyendo las recomendaciones del Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial.

El anteproyecto se complementa con las disposiciones adoptadas por la Junta Monetaria en materia de inclusión financiera.