Karadzic iría hoy ante un juez

http://hoy.com.do/image/article/340/460x390/0/C535BA49-5A12-4F77-B8E4-762B86F1B029.jpeg

LA HAYA
AFP.-
 Los expertos aseguran que el juicio contra el ex jefe político de los serbobosnios, Radovan Karadzic, en prisión en La Haya desde el miércoles, podría revelar cómo logró escapar de los occidentales en Bosnia o qué tipo de relación mantenía con su mentor, Slobodan Milosevic.  Trasladado al Tribunal Penal Internacional (TPI) para la ex Yugoslavia, Radovan Karadzic, de 63 años, comparecerá hoy, jueves, por primera vez ante un juez, que le leerá su acta de acusación y le pedirá que se declare culpable o inocente.  Karadzic anunció que asumiría su propia defensa, como lo hizo el ex presidente yugoslavo Milosevic, cuyo proceso fue interrumpido por su muerte, en marzo de 2006 en su celda.

 “Es un hombre político, antiguo poeta, le gusta ser el centro de atención, intentará utilizar su papel de acusado para explicar cómo escapó durante 13 años a su detención, y hacer revelaciones sobre la función de los occidentales”, estima la experta en justicia internacional Heikelina Verrijn-Stuart.

 El ex presidente de la autoproclamada república de los serbios de Bosnia durante la guerra en ese territorio (1992-1995), que causó 100.000 muertos y 2,2 millones de desplazados, es considerado el cerebro de la “limpieza étnica” contra los no serbios.

 “Su proceso será mucho más simple que el de Milosevic”, presagia Verrijn-Stuart.  Mientras que el fiscal tuvo que probar la implicación del ex presidente en las atrocidades, “Karadzic estaba allí donde se luchaba, ha escrito muchísimo, hablado en el parlamento, en la televisión, con los periodistas, y ha expuesto su política”, argumenta.  “Karadzic siempre ha dicho (…) que si era detenido, tendría cosas que decir sobre las promesas hechas por los occidentales sobre los acuerdos de paz de Dayton”, de noviembre de 1995, considera Florence Hartmann, que fue portavoz y consejera de la ex fiscal del TPI Carla del Ponte. El negociador de EU para la ex Yugoslavia, Richard Holbrooke, habría prometido que no entregaría a Karadzic al TPI.