Kate del Castillo: “Me siento maltratada por México, mi país”

1

Madrid. Kate del Castillo, la actriz que sedujo al Chapo Guzmán, produce y protagoniza “Ingobernable”, una serie de Netflix presentada hoy en Madrid y que saca punta a los paralelismos entre la persecución que ha sufrido en su país y la de su personaje, Emilia Urquiza, nada menos que la primera dama mexicana.

“Me siento maltratada por mi país, es terrible lo que ha sucedido conmigo, un ataque contra una mujer que simplemente quería hacer una película; lo distorsionaron todo de una manera muy fuerte”, aseguró a Efe la actriz, que saltó a la fama mundial a raíz de su encuentro con el narcotraficante mexicano y el actor Sean Penn.

Del Castillo reside actualmente en Los Ángeles. La causa judicial en la que era investigada para saber si recibió fondos del Chapo para su marca de tequila o para el rodaje de esa película ya se cerró, pero dice que se ha abierto otra de la que no tiene mucha información.

“No puedo hablar porque la investigación está abierta, pero tampoco sé mucho, porque no te cuentan nada”, señaló.

Debido a esas investigaciones, el rodaje de todas sus escenas en la serie “Ingobernable” se trasladó a Estados Unidos, y la actriz tampoco pudo asistir a la presentación a la prensa que tuvo lugar en la capital mexicana la semana pasada.

“Es frustrante no poder ir a trabajar a mi país en una serie en la que México es el personaje principal, haber tenido que cambiar toda la producción, con los actores yendo y viniendo, y también es frustrante y triste no haber podido ir a presentar la serie”, lamentó.

En la ficción, Del Castillo interpreta a una primera dama que pierde la fe en su marido, el presidente de México el actor Erik Hayser, y que desde el primer episodio es puesta en la diana de las autoridades, que emprenden una caza y captura tras ella, por motivos que se van aclarando a lo largo de la trama.

Aunque los personajes no están inspirados en la actual pareja presidencial mexicana, la actriz considera que la serie aborda cuestiones relacionadas con el poder y la corrupción que tienen que ver con la realidad.

“Tocamos temas reales, como por ejemplo la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, que es algo que nos ha afectado mucho a los mexicanos y seguimos sin respuestas”, afirma.