Kiev pide reunión del Consejo de Seguridad ante agravamiento de los combates

EEUU ONU

Kiev. EFE. Ucrania ha pedido una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU para presentar pruebas contra Rusia, a la que acusa de estar detrás de los ataques rebeldes en el este del país, que dejaron dieciséis soldados ucranianos muertos.   “Les pedimos a nuestros socios en el Consejo de Seguridad de la ONU que se reúnan con urgencia. Presentaremos pruebas de que la parte rusa hace intentos de provocar una escalada del conflicto y sabotear las elecciones presidenciales” del próximo día 25, dijo el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, a los periodistas.

El jefe del Gobierno recalcó que nada impedirá la celebración de los comicios de este domingo, considerados cruciales para la legitimación de las autoridades que llegaron al poder tras derrocar al presidente Víktor Yanukóvich en febrero pasado.

“Las elecciones se llevarán a cabo. Nuestras Fuerzas Armadas, el Ejército ucraniano, garantizará la legalidad y el orden público. A Ucrania le han declarado la guerra. Hemos aceptado el reto. Todos los intentos de frustrar los comicios presidenciales o de apropiarse de territorio ucraniano serán vanos”, enfatizó.   Esta semana, durante su visita a Rumanía, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió al Kremlin con sanciones más duras “si Rusia socava las elecciones en Ucrania”.   A su vez, Yatseniuk calificó de “farol” el anuncio de Rusia sobre la retirada de sus tropas de la frontera con Ucrania, mientras que el jefe del Consejo de Seguridad ucraniano, Andréi Parubi, aseguró que Moscú está detrás de los ataques de esta madrugada contra tropas gubernamentales.

Trece de las bajas mortales de las fuerzas gubernamentales se produjeron junto a la ciudad de Volnovaja, a unos 60 kilómetros al suroeste de Donetsk, capital de la región homónima de mayoría rusohablante, declaró el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, en una reunión con líderes religiosos.   “Nuestros militares defendieron la ciudad (Volnovaja) e impidieron el avance (de la milicias prorrusas). Pero, para nuestro pesar, bajo el fuego de morteros, lanzagranadas y armas automáticas pesadas murieron por Ucrania nuestros muchachos, nuestros militares. Trece personas dieron su vida por Ucrania”, dijo.   El ataque de las milicias rebeldes tomó desprevenidas a las fuerzas gubernamentales, cuyo campamento en Donetsk fue inspeccionado la víspera por Turchínov, quien prometió que las fuerzas de seguridad limpiarán la zona de “separatistas-terroristas”.   Por su parte, los rebeldes prorrusos, que se apoderaron de tres blindados de las fuerzas gubernamentales, denunciaron que los ataques de las fuerzas ucranianas en Volnovaja han causado 20 muertos y 42 heridos en sus filas.   “La operación especial de las fuerzas (ucranianas) en la ciudad de Volnovaja continúa. Los helicópteros disparan cohetes. Hay 42 heridos y 20 muertos”, indicó el vicepresidente del Soviet Supremo (legislativo) de la autoproclamada república popular de Donetsk, Vladímir Mákovich, citado por la agencia rusa Interfax.

También continúan los combates en Slaviansk, uno de los irreductibles baluartes rebeldes de Donetsk y donde se encuentran atrincherados centenares de milicianos desde mediados de abril.   Mientras, la república popular de Donetsk pidió hoy oficialmente a Rusia que reconozca su independencia de Ucrania, proclamada después de que los prorrusos celebraran el 11 de mayo un referéndum considerado ilegal por el Gobierno de Kiev y la práctica totalidad de la comunidad internacional.

La petición “oficial” fue leída ante los periodistas por el líder prorruso de la república popular, Dennís Pushilin, quien con anterioridad ya había anunciado el interés de los insurgentes de integrarse en la Federación de Rusia.