Kovacs ratifica su hegemonía en peso, un jamaicano gana el bronce

kovacs

Pekín. El estadounidense Joe Kovacs, líder mundial del año (22,54), ratificó su condición de gran favorito en la final de peso de los Mundiales y se alzó con la victoria con 21,93 por delante del alemán David Storl (21,74) en un concurso que tuvo al jamaicano O’Dayne Richards tercero (21,69) después de haber dominado durante cuatro rondas.

Kovacs también había sido el mejor por la mañana en la calificación (21,36), pero la presencia del doble campeón del mundo David Storl, el otro que ha rebasado los 22 metros este año, dificultaba el pronóstico.   Sólo diez centímetros los había separado por la mañana.

Nueve horas después, el margen se alargó a los 19.   La rivalidad entre Kovacs, de 26 años, y Storl, de 25, se alarga a la Diamond League, en la que están empatados a 14 puntos con tres victorias por barba. En la última, hace un mes en Mónaco, el norteamericano logró su mejor registro, el mejor del mundo en los últimos doce años, que lo situó octavo en la lista de todos los tiempos.

La final entró en fase de sorpresa en la tercera ronda, cuando se puso al frente O’Dayne Richards, el campeón panamericano, con un lanzamiento de 21,69 metros. El atletismo jamaicano, asociado tradicionalmente a la velocidad, despunta ahora también en lanzamientos.

Storl batió su récord personal en Lausana (Suiza) con un tiro de 22,20 metros que demostraba su excelente puesta a punto para el Mundial. Su acreditada capacidad competitiva -había ganado a Kovacs en diez de sus once últimos choques- le equiparaba en las apuestas al estadounidense, que sólo le venció en casa, en la reunión de Eugene hace dos meses y medio.   Recuperado plenamente de la operación de hombro a que se sometió en el último otoño, Storl marchaba segundo a mitad de concurso con los 21,46 del segundo turno, seguido de Kovacs con 21,23.