La academia de ciencias y el libro La mujer médica

o1

La Academia de Ciencias de la República Dominicana auspició, junto a la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) la puesta en circulación en la ciudad de Santiago de los Caballeros de la obra “La Mujer Médica”, libro de la autoría del prominente psiquiatra dominicano Dr. Fernando Sánchez Martínez. Lo acompañamos a Santiago como directivos de la Academia. La actividad fue llevada a cabo en los salones de la biblioteca de la PUCMM, en un concurrido acto que se inició con las palabras de bienvenida del presidente de la Academia, el Lic. Milciades Mejía, quien resaltó que la entidad que presidía sentía gran orgullo en presentar esta obra de investigación en la ciudad de Santiago, como muestra del crecimiento y la expansión de la institución que agrupa a los científicos del país. La obra fue presentada por la doctora Delta Espinal, quien señaló: que esta era la primera contribución de este género en nuestro terruño, donde se resalta de manera cronológica y completa la obra y el accionar de la mujer médica dominicana. Aunque sean en pasos cortos pero firmes en cuanto al aporte y el papel inestimable que en este libro se resalta, lo importante de su valor histórico y se les reconocen muchos de sus ganados méritos. Los rasgos bibliográficos del doctor Fernando Sánchez Martínez fueron exaltados por la doctora Martha Collado, ponderando la condición de gran educador del autor. Lo consideró un verdadero “maestro de la medicina”, por su dedicación y entrega total a la docencia y a la formación de médicos y psiquiatras desde su posición como Jefe de Servicio y Coordinador de la residencia de Psiquiatría y como Rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

El autor resaltó su agradecimiento, señalando que la obra describe lo relativo a la mujer en la sociedad haciendo un bosquejo histórico desde la prehistoria hasta nuestros días, enfatizando en el ámbito profesional en el que las mencionadas han hecho sus aportes a la sociedad. El destacado autor también se refirió a que la mujer médica debe ser digna de mayores reconocimientos, citó un ejemplo, no existe ningún hospital en el país con el nombre de una mujer médica. Señaló que el método de investigación utilizado en la obra presentada se llama “materialismo histórico”, el cual va de lo general a lo particular y a lo individual. En este caso, lo general es la mujer, lo particular la mujer médica, y lo individual la mujer médica dominicana.

En esta obra el inteligente autor, quien es un experto escritor con otros nueve libros anteriores, trata a la mujer dominicana desde los taínos, la colonia, en la Independencia, en la Restauración, hasta nuestros días. Menciona las primeras mujeres médicas del mundo y luego nos hace una revisión exhaustiva de la mujer galena en el país. Con una cronología matemática, desde las primeras estudiantes de esta carrera de Hipócrates, las listas de las docentes universitarias y la categorización de los cargos ocupados por esas talentosas damas.

Termina esta interesante revisión del gran aporte femenino, con la semblanza de mujeres médicas que han sido ejemplos: Evangelina Rodríguez Perozo (primera mujer médica en el país), Martha Brown, Altagracia Guzmán Marcelino, Amarilis Herrera, Luz Divina Tavares, Josefina García Cohén, Marianela Castillo Ariza, Victoria Sánchez de Peralta, Haydeé Rondón Sánchez, Lila Chaín, Corina De Jesús, María Rosa Belliard, Nancy Betances, Esperanza Esquea, Asela Morel, Josefina Padilla y otras más. Es decir que si usted necesita informarse de la mujer dominicana y de su amplísima contribución social, le recomendamos leer esta obra de una rigurosidad histográfica de primer orden, con información muy detallada de los aportes de la mujer dominicana a nuestra sociedad.

Los miembros de la Academia de Ciencias, esa misma mañana celebramos sesión en Santiago durante un animado almuerzo, nosotros como órgano directivo y casi todos los miembros de la regional norte, en el restaurante Mio-Mio. Allí fuimos recibidos muy amablemente por una comisión de distinguidos miembros de la institución académica de Santiago, entre los que se encontraban Zunilda Núñez, José Manuel Cabral, Martín Medrano, Alberto Peralta y Federico Rojas. La sesión de trabajo fue muy fructífera en razón de que se abordaron los planes de trabajo de las distintas comisiones para la regional norte de la Academia. Como expresara entonces el Dr. Luis Scheker (Vicepresidente), “este es el inicio de un gran cambio para el crecimiento y acercamiento de todos los miembros con interés científico de nuestra Academia”.