La anédocta del presidente Medina

La vieja máxima reza que Para un buen entendedor, pocas palabras bastan. Parece que los dominicanos tendremos que irnos acostumbrando a las anédoctas del Presidente Danilo Medina. Al iniciar el año escolar 2012-2013, en su natal San Juan, el Presidente Medina acudió en su discurso a un cuento de dos gallegos que se habrían encontrado un maletín y creyeron que estaba lleno de dinero, pero !oh!, sorpresa, cuando lo abrieron estaba lleno de facturas. Cuentas por pagar.

¿Qué quiso decir el Presidente Medina? Bien claro… el ex presidente Leonel Fernández acaba de dejarme un país lleno de compromisos que tengo que honrar… Ahí mismo, el Presidente Medina argumentó que debido a la situación que heredó en la República Dominicana, hasta que se hagan las apropiaciones en el Proyecto de 2013, no podrá el Gobierno iniciar nuevas construcciones de obras.

Ese mismo día, pero en la capital, el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, afirmó que las nuevas autoridades desconocen las disponibilidades financieras y presupuestarias del Gobierno. Fue más lejos al manifestar que habrá en la administración pública despidos de empleados, ya que, según dijo, habrá que darle oportunidades a otros compañeros que tienen mucho tiempo desempleados. ¿Usted se imagina? Pero, ¿no es el largo periodo de transición, el tiempo necesario para que las autoridades salientes digan a las entrantes, esto es lo que hay? La situación del país es sumamente grave.

Recientemente el economista Nelson Suárez dijo que Leonel Fernández dejó un déficit presupuestario seis veces mayor del que recibió en el año 2004, cuando asumió el poder  e inició su Gobierno de los últimos 8 años. Más que  100 días que se otorgan a los nuevos gobiernos, el Presidente  Medina merece un voto de confianza, rogar  esperar que ponga la cosa en orden, ya que no fue nada fácil lo que heredó del Presidente Leonel Fernández.