La artritis, una enfermedad que predispone genéticamente

Aunque muchos se sorprendan al ver que un niño padece de artritis, una enfermedad que muchos confunden y solo se asocia a personas adultas. Este es un cuadro normal, cuando ese niño tiene antecedentes familiares, que se relacionan a esta enfermedad.

Contrario a la artrosis, que es una enfermedad provocada por la edad y hace que los huesos, músculos y articulaciones se desgasten, la artritis tiene un factor genético, que se predispone.

Así lo explicó el médico reumatólogo Alejandro Balsa, quien visitó el país con el objetivo de dictar la conferencia “Factores inmunogénicos y una nueva percepción de los fármacos biológicos”.

El especialista señaló que además existen algunos factores, como el uso de tabaco y las infecciones crónicas que se mantienen por muchos años (hepatitis, periodontitis), pueden incidir para que esta enfermedad se active.

La artritis es una enfermedad del aparato locomotor, que se caracteriza por inflamación de las  articulaciones, que también se produce por causas inmunológicas, o sea, el propio  organismo la provoca.

 “Puede presentar dolor, inflamación, deformidad, rigidez”, resaltó.

Pero hay que saber distinguir el dolor de la artritis (o artritis reumatoidea), con el provocado por una fuerza brusca o por hacer trabajos pesados.

El catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid manifestó que este dolor, casi siempre es acompañado por inflamación. Para saber si se está frente a un cuadro de artritis, este dolor debe permanecer por más de tres o cuatro semanas.

Asimismo, el doctor Balsa, quien es miembro de la Sociedad Española de Reumatologia, llamó a estar pendientes si aparecen estos síntomas, pues en unos años pueden desencadenarse lesiones irreversibles como deformaciones, y “una artritis no tratada podría llevar a la invalidez total”.

 El concepto. Es una enfermedad que provoca  inflamación y dolor en las articulaciones, debido a que el sistema inmunológico el cuerpo o las defensas del cuerpo, sufre un desequilibrio y lo ataca al confundir el tejido que recubre las articulaciones como un agente dañino.

ZOOM

La conferencia

En su ponencia, el médico reumatólogo, explicó que para las enfermedades inflamatorias se utilizan tratamientos con fármacos biológicos, los cuales,  son eficaces y pueden cambiarles la vida a los pacientes. “El problema es que algunos, luego pierden el efecto del fármaco. Hasta hace poco no se sabía por qué, pero esto es por  la inmunogénicidad”. Esto es una especie de anticuerpos que le hacen frente  o neutralizan el tratamiento biológico (son biológicos porque se hacen a partir de células vivas, no de sustancias químicas). 

Por tanto, antes de elegir un tratamiento para estas enfermedades, deben tomar en cuenta este factor.

Clave. Para saber si se padece, el dolor debe durar  más de tres  semanas.