La atención primaria en salud como estrategia

La atención primaria en salud como estrategia

Rafael pimentel

Qué es la atención primaria en salud. Es una estrategia de salud, concebida en la declaración de Alma Ata,  su definición plasmada en todos los documentos de los diferentes países que tuvieron presente en ese conclave, fue: Es la asistencia sanitaria esencial basada en métodos y tecnologías espíritu de autorresponsabilidad y autodeterminación.

La atención primaria forma parte integrante tanto del sistema nacional de salud, del que constituye la función central y el núcleo principal, como del desarrollo social y económico global de la comunidad.

Luego la OMS la define, en modo de resumen la asistencia sanitaria esencial accesible a todos los individuos y familias de la comunidad a través de medios aceptables para ellos, con su plena participación y a un costo asequible para la comunidad y el país. 
Es el núcleo del sistema de salud del país y forma parte integral del desarrollo socioeconómico general de la comunidad.

En el marco de esta estrategia el país se encuentra en un debate nacional por la implementación de la atención primaria, han generado diferentes escenarios sobre los cuales aparecen nuevos riesgos que amenazan a la salud, el rechazo de una parte del sector salud, tanto pública como privada  y de la comunidad en sentido general, ha conllevado a  grandes debates que al final y al cabo han propiciado una  postergación de incorporar esta estrategia a los servicios de salud.

Pero de una manera obligatoria nos hacemos unas preguntas, ¿No es la Atención Primaria, una estrategia?, ¿Entonces como implementar esta estrategia, sin una verdadera división de los niveles de atención?, nos seguimos preguntando ¿Si la atención primaria como estrategia su inicio debe ser por el primer nivel de atención?, ¿En cuál nivel de atención caerían las clínicas privadas? El sector salud en la República Dominicana se caracteriza por una alta complejidad de instituciones, organizaciones, actores e intereses no siempre convergentes.

Esta diversidad no ha logrado constituirse en un verdadero sistema en donde los diversos componentes, como subsistemas, interactúen armónicamente, para lograr el uso más eficiente de los recursos y para alcanzar mejores resultados de impacto sobre la situación de salud de nuestro pueblo. Falta de una promoción y prevención en salud,  nos hemos caracterizados por una atención curativa, no existe una genuina referencia y contrareferencia.

Basando esto argumentos en el informe sobre la salud en el mundo 2008, La atención primaria de salud, más necesaria que nunca, Los sistemas de salud están evolucionando en direcciones que contribuyen poco a la equidad y la justicia social y no obtienen los mejores resultados sanitarios posibles por los recursos invertidos. Existen tres tendencias particularmente preocupantes:

■ Los sistemas de salud demasiado centrados en una oferta restringida de atención curativa especializada;

Los dominicanos pagamos mucho dinero por la salud. Casi un 6 por ciento del PIB, cerca de 200 mil millones de pesos. Y la pagamos tres veces: impuestos para financiar un sistema público que no funciona como debe; luego un impuesto mensual para el seguro contributivo, así como financiamos el seguro subsidiado; y en un tercer momento cuando vamos al médico o farmacia y pagamos la famosa diferencia (copago), que se llama “gasto de bolsillo”, igual a un 65% de todo el gasto en salud.

 ■ Los sistemas de salud que, por aplicar un enfoque de mando y control a la lucha contra las enfermedades, centrándose en resultados a corto plazo, provocan una fragmentación de la prestación de servicios;

 ■ Los sistemas de salud que basan la gobernanza en la no intervención, lo que permite que prospere la atención de carácter comercial no regulada.  

Esas tendencias son contrarias a una respuesta global y equilibrada a las necesidades sanitarias; en algunos países, la falta de acceso equitativo, los gastos empobrecedores y la pérdida de confianza en la atención de salud que provocan suponen una amenaza para la estabilidad social.

Seguimos manejando el sector salud bajo la sombrilla de la improvisación y de ahí que la mayoría de los eventos que sobre salud se suscitan en el mundo nos trae grandes consecuencias poblacionales por qué no mantenemos una política continua de prevención de enfermedades.

Hoy contamos con un sector salud caracterizado por una desigualdad sanitaria, social y económicamente inaceptable, una baja  o casi ninguna cobertura en salud, valorando los discursos de políticos basados en la equidad sanitaria esto cada día tiene un lugar destacado, pero en los discursos de estos.

El presidente del Colegio Médico Dominicano, hace un gran aporte cuando afirma que los indicadores de morbi-mortalidad son bien apreciados en los individuos de clase mas desposeída y los que tienen menos cobertura en salud, por lo que esto conlleva a incrementar la muerte materna e infantil con el agravante que son implicados los médicos que laboran en el sector público donde las carencias de los equipos, insumos y cualquier otro medio indispensables para ofrecer una alta calidad de los servicios que allí se ofertan.

La APS ha sido un punto de referencia y discusión en este tiempo entre los actores del sector salud, las ARS proponen el inicio de esta por el régimen contributivo, el CMD lo pide por el régimen subsidiado, donde están los parámetros e indicadores más altos del sector  y el gobierno no opina ni hace ninguna propuesta para llegar a un consenso de viabilidad que favorezca a la población en sentido general.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas