La bomba de tiempo nacional

Bonaparte Gautreaux Piñeyro

Con sus casas en ciudades de distintos países, vacaciones en centros de lujo, aviones privados, piensan que esa situación será para siempre. Ese era el sentido de una información que leí en un periódico digital de Caracas, Venezuela.
Aquí también hay gente que vive de espaldas a la realidad y no quiere darse cuenta de que se construye día tras día una bomba de tiempo. Luego, los motivos de la explosión se fabrican o se producen de manera espontánea.
¿Acaso alguien piensa que la falta de pan produjo el tsunami que derribó la monarquía francesa? ¡No, fue la acumulación de abusos, injusticias, privilegios y una sociedad expectante que, de pronto, se convirtió en peleante!
Veamos algunos componentes de la bomba. El “Estudio Socioeconómico de Hogares” reveló que solo el 59.2 por ciento de las viviendas del país tiene inodoro, el 35.9 por ciento usa letrina y un 4.8 por ciento no tiene ningún tipo de sanitario en el hogar; esto supone que 705 mil 277 hogares, 40.7 por ciento, no cuenta con un sistema adecuado dónde defecar.
Un estudio de la Vicepresidencia de la República muestra que el 62 por ciento utiliza letrinas compartidas, y tan solo el 38 por ciento cuenta con un inodoro conectado al pozo séptico y alcantarillado.
202 mil 813 hogares, son los más expuestos a condiciones de vulnerabilidad, contaminación ambiental y pobreza. Tienen mayor posibilidad de contraer diarrea, infecciones de las vías respiratorias y la malaria.
La Propuesta de Estrategia Nacional de Saneamiento determinó que menos del 50 por ciento de la población dispone de agua en sus hogares. Esto se agrava al comparar entre zonas rurales y urbanas la brecha es prácticamente del 25 por ciento.
Se producen 41 mil 720 litros por segundo, un promedio de 907 litros por persona al día antes de pérdidas. Aun así, el consumo es más alto que en Europa y Estados Unidos. La industria del turismo consume mil 483 litros por huésped por noche.
El 38.4% de los sistemas de agua no cuentan con sistemas de cloración. Cifras del 2002 arrojan que sólo el 73.6 por ciento de las aguas potables analizadas tiene una calidad satisfactoria. La norma internacional es 95 por ciento.
La República Dominicana, con una población de 11 millones de personas, de las cuales aproximadamente el 60% reside en zonas urbanas, cuenta con un 97% de cobertura de servicios de abastecimiento de agua en zonas urbanas y el 92% de la población urbana cuenta con conexiones domiciliarias.
No sólo las letrinas y el agua potable de acueductos, hay un sinnúmero de problemas y situaciones de las que no nos preocupan
Esos son parte de los problemas prioritarios: agua. saneamiento ambiental, electricidad, vivienda digna, empleo bien remunerado…