La caída de la construcción pone en riesgo economía

6D_Economía_22_1,p01~(1)

La actividad de la construcción en la Ciudad de México se detuvo este año a medida que el combate a la corrupción surge como un freno para el crecimiento económico nacional.
La alcaldesa capitalina, Claudia Sheinbaum, una aliada cercana del presidente Andrés Manuel López Obrador, está buscando eliminar posibles irregularidades en la zonificación, el uso del suelo y el otorgamiento de proyectos. Como resultado, su administración ha reducido drásticamente los permisos de construcción en una ciudad que juega un papel muy relevante en la economía de la nación.

El escrutinio adicional sobre los proyectos, cuyos defensores afirman que están muy retrasados, está teniendo el efecto no deseado de reducir el crecimiento económico en la Capital, la zona más rica de todo el país.

La actividad local de construcción cayó casi un 17% en mayo, la mayor proporción desde diciembre de 2015, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Y la debilidad se está propagando hacia el crecimiento nacional en un momento en que la economía emerge como una fuente de decepción con López Obrador en su primer año en la presidencia.

“Esto es lo que identificamos como uno de los factores más importantes en el contexto de lo que ha estado sucediendo con el crecimiento este año”, señaló Juan Carlos Alderete, economista de Grupo Financiero Banorte SAB. “Es solo un sector en una ciudad, pero no es pequeño en absoluto”.

La caída de la construcción únicamente en la Ciudad de México ya ha borrado 0.18 puntos porcentuales del crecimiento del producto interno bruto de México y podría quitar hasta 0.3 puntos porcentuales durante todo el año, explicó Alderete. Es un golpe significativo para una economía que se espera que crezca solo 0.5% este año, según estimaciones compiladas por Bloomberg. El objetivo de López Obrador para el crecimiento anual promedio durante su mandato de seis años es del 4%.
En junio, la autoridad de vivienda de la Ciudad de México, conocida como Seduvi, anunció que estaba revisando alrededor de 200 proyectos de construcción, desde edificios de apartamentos hasta torres de oficinas, para cumplir con las regulaciones actuales.

“Esto generó un impasse que nos preocupa”, mencionó Armando Díaz, jefe de la Cámara de Comercio de la Industria de la Construcción en la Ciudad de México. “Esto va a tener un impacto en nuevos proyectos e inversiones para el próximo año”, dijo.

Seduvi ha resuelto el 92% de las 245 revisiones que realizó, comentó una portavoz en respuesta a cuestionamientos sobre el tema. De ellos, 121 proyectos fueron aprobados y el resto fue denegado porque carecían de algunos servicios o aprobaciones de otras instancias gubernamentales. Todos ellos podrán modificar sus proyectos y volver a solicitar los permisos, dijo Seduvi.

La gran mayoría de los proyectos que se han detenido para revisiones, y otros que han sido clausurados en definitiva, se concentran en alcaldías con una actividad económica importante o que presentan una demanda de vivienda que no ha sido satisfecha en varios años.
Suspensión
La alcaldía Miguel Hidalgo, que abarca Polanco, uno de los centros económicos más importantes de la Capital, registró 61 proyectos de construcción suspendidos, en tanto que Benito Juárez, una de las alcaldías con fuerte demanda de vivienda y con peso en la economía local, sumaba hasta el cierre de mayo 209 proyectos. En términos de las clausuras, la alcaldía Álvaro Obregón registraba 69 locaciones, Benito Juárez 40 y Cuauhtémoc, que abarca el centro de la ciudad y Paseo de la Reforma, otros 26.