La cara gourmet de la berenjena

http://hoy.com.do/image/article/671/460x390/0/4681AAAC-4E9D-4CD9-B25A-BA346BF8B86A.jpeg

Comer berenjenas es una de las costumbres culinarias del país. Es cierto que asadas, guisadas y en pastelón son las principales formas de comerlas, pero, ¿quién dijo que son las únicas?

El valor nutricional y el delicioso sabor de la berenjena es tan grande que limitarse a degustarlas  solo de esas maneras, sería un desperdicio.

¿Por qué no empieza a aprovecharlas, incluyéndolas en su menú de Nochebuena?

El hecho de que  la cena de Navidad  tenga sus platos característicos, no quiere decir que no se puede añadir otros, que resulten igualmente deliciosos.

De esa manera puede llegar a sorprender a su familia e invitados, quienes seguro sólo esperarán los platos tradicionales, como el moro de guandules, el lechón asado, las empanadas y los pasteles en hojas.

¡Vivír! le muestra algunas propuestas culinarias, a base de berenjenas.  

Las recetas

Rollos de berenjena

1 berenjena grande

8 cucharadas de aceite (vegetal, maíz o girasol),

2 cucharadas  de mayonesa,

4 dientes de ajo, pelados y machacados, Media taza de nueces, finamente picadas,

1 taza y media de perejil fresco picado o cilantro

Preparación.  Corte la berenjena en rodajas. Ponga la berenjena sobre un colador, rociándole    sal para lavarlas. Ponga el colador bajo el agua. En una sartén antiadherente, caliente el aceite a fuego medio. Fría  las berenjenas en la sartén durante 5 minutos por cada lado o hasta que estén doradas. Retírelas  del fuego y elimine el exceso de aceite. Corte un pedazo de papel de aluminio, colóquelo sobre la bandeja de hornear y engráselo con  aceite de oliva. Coloque las rodajas de berenjena sobre la bandeja y rocíelas con un poco más de aceite. Cocine en el horno a  450F (230C)  durante 20-25 minutos, o hasta que estén ligeramente doradas y suaves. Coloque las berenjenas en una superficie plana, como la tabla de cortar. Con una cuchara, extienda un poco de mayonesa de manera uniforme sobre cada rebanada, luego extienda un poco de ajo machacado, y espolvoree con las nueces picadas. Espolvoreé generosamente con hierbas picadas. Por último comenzando por el extremo más estrecho, enróllelo con cuidado y sirva.

Berenjenas gratinadas

3 berenjenas, 1 cebolla picadita, 2 dientes de ajo, 2 onzas de mantequilla, pan rallado, perejil, 2 cucharadas de tomate picadito, 1 cucharadita de aceite de oliva,

Preparación.  Limpie las berenjenas, córtelas en rodajas o largas, eche  sal y déjelas escurrir y saltéelas en aceite. Derrita aparte  la mantequilla y   fría en ella el ajo y la cebolla, durante aproximadamente 10 minutos. Añada en este punto el tomate  y el perejil picado, sazonándolo y sofriéndolo todo durante 5 minutos. Finalmente coloque en una fuente de horno sucesivas capas de berenjenas y del sofrito, espolvoree con pan rallado y lleve al horno por 45 minutos.

Berenjenas rellenas

4 berenjenas medianas, 3 tomates, 1 cebolla chica, picada en brunoise fino (cuadrados pequeños de 1-2 milímetros), 5 cucharadas de aceite de oliva, 4 onzas de jamón o tocino ahumado, picado, 2 dientes de ajos, picaditos, 2 rebanadas de pan, lonjas  de queso, sal y pimienta al gusto

Preparación.  Corte  la berenjena por la mitad y retire con una cuchara la  mayor cantidad de masa posible  sin llegar a romper la cáscara. Úntelas con aceite de oliva, por dentro y por fuera, y póngalas sobre el recipiente que las vaya a hornear.  Pele los tomates y píquelos. Ponga una cacerola o sartén al fuego con el resto del aceite y fría la cebolla, agréguele los ajos, los tomates y las berenjenas. Fríalos hasta que estén cocidos. Agregue el jamón, la sal, la pimienta y la miga de pan desmenuzada, revolver y dejar cocer dos minutos. Rellene las cáscaras de berenjenas y métalas al horno, precalentado a 200ºC durante 20 minutos. Retire del horno y coloque una lonja de queso a cada berenjena y vuelva a meter al horno hasta que el queso se derrita.