La caricatura de Hoy: caramelo envenenado de EU a RD

La caricatura de Hoy: caramelo envenenado de EU a RD

Caricatura e ilustración realizadas por el caricaturista político @YosoyJarul

Ilustración hecha por: @YosoyJarul

La solicitud de los Estados Unidos (EU) a República Dominicana (RD) para que flexibilice sus políticas migratorias para con las poblaciones en condiciones de vulnerabilidad social pasa al mismo tiempo que le ofrece casi 20 millones de dólares. Estos para invertirse en programas de apoyo a la reducción de la corrupción. Lo que es visto como un intento de soborno e injerencia que debió ser respondido adecuadamente desde el Poder Ejecutivo.

Se debe tener cuidado con este “Caramelo envenado” que reafirma que aún en el siglo 21 y en pleno 2022 Estados Unidos (EU) sigue aplicando una nueva versión de la “Doctrina Monroe”. Aquella que busca mantener a migrantes como los haitianos y hasta los mismos dominicanos fuera de su territorio, porque recordemos las duras políticas migratorias que se le aplican al país.

La caricatura de Hoy: La caricatura de Hoy: Villa Mella y la seguridad ciudadana

Además, esta petición evidencia la injerencia que Estados Unidos (EU) mantiene en los asuntos internos de otros países a través de la táctica del “Soft power”, manteniéndose hasta el 2019 como uno de los cinco países con mayor “Poder blando” a nivel mundial utilizando la persuasión y la atracción para que otras naciones actúen de acuerdo a sus intereses.

Esta acción puede verse desde varias perspectivas, que bien pueden estar erradas pero sirven para despertar la suspicacia de quienes se detengan a pensar.

Las perspectivas:

La primera: si República Dominicana accede a la petición de Estados Unidos (EU) sobre la población haitiana, el primer paso sería flexibilizar su política migratoria permitiendo mayor acceso a los inmigrantes que intentan salir de su país (justificadamente) a toda costa. El segundo sería darle asilo hasta que se pueda resolver la crisis sociopolítica que se vive en el vecino país, algo que no ha hecho Estados Unidos con los refugiados de Ucrania o Siria solo por poner ejemplos.

El tercer paso sería, por consecuencia, olvidarse de que la comunidad internacional asuma su papel ante esta crisis que vive Haití y por ende que no tenga que desembolsillar los fondos necesarios para enfrentar el caos en la nación de al lado.

La Caricatura de Hoy: La Caricatura de Hoy: «Mantequilla» ya incumple sus promesas

Es una obviedad que 20 millones de dólares no son nada comparados con lo que se tenga que destinar para hacer resurgir a Haití.

Implicaciones:

La segunda: recordemos que el presidente Luis Abinader es un hombre que cuenta con la simpatía no solo de Estados Unidos, sino que, su gobierno ha sido laureado por varios representantes internacionales (gobiernos y organismos), esto le ha valido el favor y la apertura a la inversión extranjera y el aumento de la confianza en la economía nacional a sus dos años de mandato, perder eso podría ser perjudicial.

Eso podría presionar al Estado dominicano a variar su firme política ante el tema haitiano y flexibilizar su postura, lo que le podría sumar votos en el exterior pero costar un posible próximo mandato a lo interno del país.

La tercera: el Gobierno, especialmente el presidente, Luis ABinader, debe ser –más que nunca- claro y transparente en el uso de esos fondos y como se aplicarán a través de los programas, pues debe tener en cuenta que nos acercamos a un año preelectoral en el que se deberá invertir mucho dinero en la campaña por parte de todos los aspirantes, por lo que no puede quedar el más mínimo ápice de la claridad, ética, transparencia y correcta ejecución de todos los fondos que recibió el Estado dominicano.  

Publicaciones Relacionadas