La CE examinará el nuevo formulario de Google para retirar datos personales

Bruselas. La Comisión Europea (CE) celebró hoy que el buscador de internet Google haya accedido a introducir en Europa un formulario para retirar datos personales que ya no sean relevantes, pero recalcó que tendrá que ver cómo funciona en la práctica.

Esta medida de Google da respuesta a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) del pasado 13 de mayo, que reconocía el derecho de los ciudadanos a ser “olvidados” en Internet, a raíz de una queja del español Mario Costeja González.

“Es un buen desarrollo que Google haya anunciado que tomará finalmente las medidas necesarias para respetar la legislación europea”, señaló en declaraciones a Efe la comisaria europea de Justicia, Viviane Reding, quien recalcó que “ahora necesitaremos examinar cómo funcionará la herramienta anunciada en la práctica”.

Reding consideró que “ya era hora” de que el gigante estadounidense tomase medidas en este sentido, puesto que la legislación europea de protección de datos existe desde 1995, y destacó que el hecho de que Google haya dado este paso demuestra que la “imposibilidad práctica” a la que había hecho referencia en el pasado era infundada.

“El derecho al olvido y el derecho a la información libre no son enemigos”, subrayó la comisaria, al tiempo que pidió que se encuentre en “equilibrio adecuado con el fin de proteger ambos”. Reding recordó que, según la máxima instancia judicial comunitaria, el derecho al olvido no afecta a la información periodística.

Aclaró que cuando habla del “equilibrio correcto” se refiere precisamente a eso- “capacitar a los ciudadanos para gestionar sus datos personales al tiempo que se protege explícitamente la libertad de expresión y de los medios de comunicación”.

“La libertad de expresión es un derecho fundamental consagrado en la Declaración de Derechos de Europa”, continuó e incidió en que la Unión Europea (UE) defiende este derecho y en que es la “vigilancia masiva y no la protección de datos la que legitima las acciones de los regímenes represivos”.

Según la comisaria, existe “una oportunidad real de construir negocios fuertes e innovadores sobre la base de una verdadera protección de datos”, que consideró que es el “modelo de negocio del futuro”.