La centro-derecha gana en Francia

Nícolas Sarkozy

París. EFE. Francia le dio ayer al centro-derecha de Nicolas Sarkozy la gran victoria que este anhelaba tras su retorno a la política el año pasado y propinó un duro golpe, otro más, al Gobierno del presidente del país, el socialista François Hollande. La segunda vuelta de las elecciones departamentales confirmó las expectativas de vuelco. Los conservadores de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) y sus aliados centristas podrían obtener el triunfo en unos 70 departamentos del centenar en que se divide el país.

De talla semejante es el descalabro socialista, que presidía 60 consejos departamentales y ahora se quedaría entre 27 y 31, según las proyecciones de los institutos de opinión pública, que rara vez yerran en Francia una vez cerradas las urnas. Y pese a que el porcentaje de voto consolida el tripartidismo en Francia tras la fuerte irrupción del Frente Nacional (FN), el partido ultraderechista de Marine Le Pen no consigue hacerse con ningún departamento.