La ciudad de Santiago vuelve a vivir tragedia a causa del  fuego

JOSÉ ALFREDO ESPINAL
SANTIAGO
Con el fuego que redujo a cenizas nueve casas ubicadas en la calle Pablo Guzmán del barrio El Tamarindo, de Rafey, Santiago volvió a dormir bajo el impacto que provoca la tragedia.

Aún sin recuperarse de los efectos de los incendios que destruyó ocho viviendas del ensanche Libertad y una fábrica en El Puñal, la ciudad vio cómo el viernes pasado se quemó  parcialmente un almacén de provisiones  localizado próximo al hospedaje El Yaque.

Ayer en la noche las cosas fueron peores: aunque los bomberos llegaron a tiempo, lo que a juzgar de los vecinos evitó que se quemara el barrio completo, las familias que residían en las viviendas se quedaron en la intemperie. Este es el cuarto incendio de importancia que tiene lugar en los últimos 6 días.