La ciudadana anónima siguió de cerca a Miriam Germán

Magistrada Miriam German Brito. Hoy/Fuente Extrena
Magistrada Miriam German Brito. Hoy/Fuente Extrena

La ciudadana que envió la carta anónima al procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, solicitándole que el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) investigue a la magistrada Miriam Germán le dio un seguimiento minucioso a sus movimientos.
Cual si se tratara de un experto en investigaciones, tuvo el tiempo, el cuidado y los recursos para seguir cada uno de sus pasos.
Pero esta ciudadana no puede ser una persona cualquiera, porque el discurso de sus preguntas y planteamientos refleja que no se trata de una improvisada por el manejo claro de los tecnicismos legales.
También evidencia un perfecto dominio de las intrínguilis del caso Odedebrecht, que se conoce en los tribunales.
Reuniones. Uno de los seguimientos que le dio la ciudadana anónima a Germán fue el 5 de febrero del año 2018, día en que, según afirmó, Germán salió de su casa aproximadamente a las 6:30 de la tarde junto al señor Fernando Haché, un asistente de Víctor Díaz Rúa, quien pasó a recogerla por su casa a bordo de un Toyota Camry negro, placa A695832. No explicó hacia dónde se dirigieron.
Aunque no sabe si ese día Germán se citó con Díaz Rúa, la ciudadana señala que en su casa que en una oportunidad la magistrada se juntó con el encartado de Odebrecht por espacio de dos horas en el apartamento 9B de la torre Maribentos, ubicada en la calle Núñez Domínguez. La propiedad es de Díaz Rúa, dice la ciudadana, quien además sabe que fue comprada a través de una de las empresas.
Otro encuentro. La ciudadana anónima también dijo que Germán estuvo el 22 de noviembre de 2017, a las 2:00 de la tarde, con el licenciado Santiago Rodríguez en la Librería Cuesta, ubicada en la avenida 27 de Febrero con Abraham Lincoln.
Señaló también que Rodríguez es un amigo de Víctor Díaz y abogado del imputado Conrado Pittaluga.
Además aseguró que el chofer de la magistrada Germán, Paúl Ricardo Smith, le ha llevado documentos a Rodríguez, quien estaría en una oficina ubicada en la calle Juan Sánchez Ramírez esquina Benito Monción, del sector de Gascue.
Fotos y vídeos. La ciudadana anónima remitió fotos y videos de las reuniones que sostuvo la magistrada y explicó que las tomó en las vías y espacios públicos, en ejercicio de sus derechos como ciudadana.
Odebrecht. La ciudadana anónima señaló que en las redes sociales circuló, antes de que los encartados de Odebrecht fueran apresados, que Germán sostenía frecuentes reuniones con Díaz Rúa en su villa en San José de Ocoa. Germán reconoció esa amistad.
Cuestionó que, a pesar de que dijo que si el caso Odebrecht llegaba a la SCJ no participaría ni como juez de Instrucción Especial ni como miembro del pleno, posteriormente la magistrada Germán Brito, decide presidir y participar como jueza del caso en las audiencias en las que se varió la prisión preventiva dispuesta por el magistrado Francisco Ortega. Gracias a ello, los imputados salieron en libertad.
Indicó además que Germán votó disidente pidiendo la libertad de todos los imputados, incluyendo la de Díaz Rúa, pero no lo logró con este último.
Agregó que Germán calificó “extemporáneamente de débil el expediente del caso, vertiendo consideraciones propias de un abogado de la defensa de los imputados”.
La respuesta
Al ser cuestionada Germán dijo que si el procurador tenía todas esas informaciones debió recusarla cuando subió a la medida de coerción de Odebrecht. Indicó que sigue siendo amiga de Díaz Rúa y que él la visita aunque no frecuentemente. En cuanto a la oficina de la Benito Monción esquina Juan Sánchez Ramírez, dijo que no es de Santiago Rodríguez, que es su amigo; y explicó que los paquetes misteriosos son libros y folletos. Sostuvo que también le mandaba cosas a Tony Delgado, no a Conrad Díaz, a la oficina donde estaba Díaz Rúa. Agregó que en su ejercicio profesional no ha sido discriminatoria con nadie y que recibe a cualquier usuario, a quien sea, porque cree que debe tener una justicia de proximidad.