La cocinera que desea impulsar la gastronomía sureña

12A_El País_21_1,p03

Desde Bánica hasta  San Cristóbal, Nathaly Ramírez, está segura  de que el   Sur tiene mucho sabor para dar y tras ganar MasterChef quiere darlo a conocer

Nathaly Ramírez, se convirtió en la ganadora de la segunda temporada de MasterChef República Dominicana 2019, una cocinera empírica que tiene como sueño destapar la olla de los sabores de la gastronomía sureña.
Ramírez, de 30 años, oriunda de Santo Domingo, dice sentirse de Bánica, Elías Piña, lugar de origen de su familia completa.
Y es precisamente el amor y respeto por la cultura gastronómica de sus ascendentes lo que la inspira a investigar y experimental con los sabores propios de la zona como el maíz seco.
“Entré a la competencia con un plato bien típico de Bánica: chenchén (maíz craqueado salado) acompañado de carne de guinea”, cuenta la nueva chef que impuso su sazón ante 18 participantes.
Revolución de fogones. “Yo quiero dar a conocer la cocina sureña. ¿Sabes por qué? Porque la gastronomía del Sur es hacer con lo poco platos realmente extraordinarios, dice la novel chef.
Manifestó además que es una cocina sencilla y verdaderamente autóctona, que no incluye productos de importación, en la que se emplean productos locales.
“Utiliza algo tan simple como el maíz, por ejemplo, que si bien es cierto que comerlo se usan métodos de cocción súper largos, no menos cierto es que con él se hacen platos sabrosos que pasan de generación en generación”, dice.
Amor por lo propio. Para está joven cocinera no solo la cocina sureña es importante, los platillos dominicanos en su conjunto gozan de su aprobación, “tenemos que aceptar la particularidad de nuestra gastronomía”, dice.
Cocinera se nace. Durante todo el certamen Nathaly se caracterizó por el uso y dominio de frutas e ingredientes autóctonos. Fue el tipo de participante que estuvo en todas las instancias definitorias de MasterChef: tímida, que pudo pasar desapercibida, sin embargo llamaba la atención con las técnicas de cocina que usaba y las elaboraciones que le presenta al jurado.
Y es que según recuerda desde muy pequeña, tuvo instinto por la cocina, empezó haciendo pasteles con detergente y viendo programas de cocina, pero su gran mentora ha sido su mamá y su principal fuente de inspiración los sabrosos recuerdos de los platillos de sus dos abuelas.
“Nadie cocina más bueno que mi mamá, es que todo le queda sabroso, especialmente la carne; observándola a ella fue que me enamoré de cocinar”, cuenta Ramírez.
Igualmente recuerda con mucha ilusión los postres de sus abuelas, “de hecho en la competencia final hice la receta de dulce de tomate de mi abuela, pero reconozco que no me quedó tan rico como a ella”, risas…
¿Por qué cocina y por qué del Sur, Nathaly? Es algo que quise estudiar y aunque escogí otra carrera, estoy persiguiendo mi sueño.
“Y precisamente la complejidad de cocina sureña y el acceso que tengo a su tradición, por mi familia es otra de las razones. Y no es solo Bánica, hay mucho sabor por descubrir en Sur”…
Sobre la competencia
Nathaly Ramírez se convirtió en la nueva MasterChef República Dominicana 2019, el talent show de cocina más reconocido del mundo, que se transmitió por Telesistema, canal 11.
En la versión dominicana los jueces fueron Leandro Díaz, Inés Páez, Chef Tita , Severio Stassi y Mildred Queiroz como, presentadora.