LA COLUMNA DE HORACIO

A propósito de crisis en los pensamientos
Creo que en efecto el raciocinio está siendo maltratado bárbaramente, pero hablo  por los votantes  que no tienen a qué atenerse  con las reculadas y giros pronunciados de los candidatos que a veces resultan irreconocibles por las cosas que dicen.

Leonel y el PLD estuvieron por años haciéndonos creer que lo que tenía sentido era golpear políticamente  a Balaguer y a la derecha. Ahora sucede que el héroe es El Doctor y que todas las barbaridades de los 12 años “culpas del tiempo son”. El re-enfoque podría salvar históricamente a todo el que atropelló en esa época pero deja a la sociedad desorientada.

En esta etapa de revisiones, Vargas M. perdonó  a Hipólito pero al tiempo de maldecir la reelección que Mejía reimpuso en un desarreglo institucional que abrió el camino del éxito al rival que el PRD tendrá que vencer bajo extremas desigualdades para volver al poder. Con esa ambigüedad, uno teme que el candidato del Jacho esté haciendo creer públicamente que piensa bien de Mejía, mientras en lo privado le advierte: “sin tu locura reeleccionista, a mí me estuviera yendo mejor con Danilo”.

De su lado el candidato Estrella quiere pactar unidad entre rivales después de haber roto rotundamente con su propia gente colorada. ¿Cuál es el verdadero Eduardo? ¿El que pelea o el que habla de reconciliación con exclusión?

Contradictorio resulta también el licenciado Candelier, que a la “mano dura” que le hizo famoso ahora quiere agregar consuelos, pésames y mentol… Dice que sigue creyendo en la rudeza pero con el “bálsamo de la ley”. Los que fracasaron para siempre son aquellos que murieron antes de que se hablara de ponerles guantes de seda a los garrotes.