LA COLUMNA DE HORACIO

 Extravíos ideológicos Mermada por la “revisión” de posiciones que por años ha calado en la gente considerada progresista de este país, y por una desaparición gradual de las fronteras en el espectro político, la oferta electoral de izquierda debe considerarse  de  menor cuantía.

Aun cuando salió a la palestra un Pedro de Jesús Candelier que se reformula para representar una opción supuestamente  “revolucionaria”, las posibilidades de que la nación sea conducida a algún tipo de socialismo a través del voto son escasas.

Digamos en favor de quienes levantan banderas de cambio -incluso de aquellos conversos que hasta hace poco creían en drasticidades sumarias para beneficiar el sistema- que cuando en el ejercicio político predomina lo inicuo y ramplón, las posiciones de principio tienen el paso cerrado.

Más aún cuando tercian en la lucha “astillas” del mismo palo que anteriormente, como ellos los izquierdistas, interpretaban la historia acercándose a Marx, pero para luego jurar por Navarrete o lo que es lo mismo: por las “fuerzas históricas” que encabezó el ilustre varón que allí nació.

Muchos dominicanos ingenuos y confundidos podrían estar creyendo que  ese es el curso normal en la  evolución de las ideas, y que para llegar a una visión faraónica de las inversiones públicas, con faros y metros, conviene pasarse una parte de la vida coincidiendo con el Che.

O que para abrazarse al método de los repartos de fundas, tarjetas y empleos que fomentan el transfuguismo, previamente deben hacerse varias paradas en unos círculos de estudios a fin de  conocer las hazañas heroicas de Ho Chi Minh.

Si el objetivo  era diferenciarse luego de él, puede afirmarse que lo han logrado con creces.

horacio@hoy.com.do