La compra de la Refinería

En busca de asegurar mayores beneficios en la compra de petróleo a Venezuela, el Estado dominicano se convirtió formalmente ayer en dueño único de la Refinería Dominicana de Petróleo, en un momento en el que las bajas de precios del crudo desactivan las generosas preferencias de la República Bolivariana a sus socios de la región.

Desde ayer el Estado dominicano es  dueño único de la Refinería Dominicana de Petróleo (Refidomsa). Se estima que de ahora en adelante el país podrá comprar los  50,000 barriles diarios de petróleo de   Venezuela, bajo el acuerdo de Petrocaribe. Durante la compra estuvieron Vicente Bengoa, secretario de Hacienda, Charles Marión, representante de la Shell, Rafael Maradiaga, gerente general de la Shell en el país y Rubén Montás, presidente de la Refinería Dominicana de Petróleo (Refidomsa).

Bengoa explicó que los recursos con los que se va a pagar los US$110 millones, esto es el 50% de las acciones de la Shell en Refidomsa, no se utilizó nada del presupuesto vigente, ni se necesitó ninguna erogación por parte del gobierno, ya que esta es saldada en su totalidad con beneficios que había ganado el Estado.

Detalló que de los beneficios de Refidomsa del 2006 y 2007 el Estado obtuvo US$32,142,753.92, mientras que del impuesto que gravó los beneficios de esos dos años el Estado cobró por estos US$21,428,502.64, dijo que la comisión negociadora pidió a Venezuela que el crédito a corto plazo de Petrocaribe sea ampliado a seis meses para poder obtener US$32,899,005.04 y  por último de la retención hecha a la Shell del impuesto sobre las ganancias de capital  de US$23,529,738.40.

Zoom

Pago total

Bengoa informó que para cerrar el cierre se pago  US$86,470,261.60, ya que el resto del dinero se encuentra retenido por el Estado por el pago de impuesto de Shell por la compra realizada.

Shell satisfecho por  venta

Maradiaga destacó que Shell se siente complacido por la venta.