La conmoción del trueno

karina pereyra.
“Dios nos dio el regalo de la vida,
pero depende de nosotros darnos el regalo de vivir bien”.
 
Voltaire
 
La vida en sí misma no tiene ningún significado. La vida es una oportunidad para crear un significado. El día 24 de febrero es mi cumpleaños #51. Siempre me han parecido maravillosos los cumpleaños, pero llegar a sumar un año más del medio siglo es muy simbólico.
 
En el I Ching, un libro oracular chino del 1200 a. C, que se reconoce como uno de los cinco clásicos confucianos, el hexagrama #51 es “La conmoción del trueno”. Con frecuencia, la conmoción que provocan los truenos repetidos nos lleva a observar con humildad, la grandiosidad de las manifestaciones de Dios.
 
Através del temor y el temblor la persona noble pone su vida en orden y se examina a sí misma. El trueno nos invita a examinar el propio corazón, para rendirlo ante la voluntad divina. Aunque con frecuencia, la conmoción que proviene de las manifestaciones de Dios provocan temor, cuando alguien reconoce su pequeñez ante Él puede permanecer interiormente en calma, cuando el trueno retumba.
 
El escritor de origen irlandés Oscar Wilde dijo: “El hombre viejo cree todo, el de mediana edad sospecha de todo, y el joven cree saberlo todo”.  A mis 51 años, soy una mujer suspicaz que pre-siente las cosas. Hace unos días, tomé una decisión dolorosa que revertí, para darme la oportunidad de mirar lo que me mostraba.
 
Convencida  de que nada ocurre afuera, todo acontece adentro, empecé a orar para que se revelara lo que necesitaba aprender. Como todas las oraciones son contestadas, este domingo la venda cayó de mis ojos. La actriz, cantante y comediante estadounidense Bette Midler dijo: “Después de 30 años, un cuerpo tiene una mente propia”. La vivencia disparó los recuerdos. El dolor se transformó en rabia y me desbordó.
 
El cuerpo activó su memoria y pude contactar la agresividad que se despierta en mi cuando alguien pretende burlar mi inteligencia. La experiencia sirvió para ir al núcleo de mis antiguas heridas. A pesar de todo, fui bondadosa conmigo. Me amo con lo que me gusta y con lo que no me gusta de mi. En ese momento ya no necesitaba negar, ocultar ni odiar las partes ensombrecidas de mi interior.
 
La raíz seis (5 + 1 = 6), se relaciona con la verdad. Al representar la naturaleza del guerrero, este número tiene una gran potencia, que promete avance repentino en la dirección del compromiso que hayamos hecho. Desde hace un tiempo, mi mayor compromiso es el amor que muestran mis relaciones.
 
En Mateo 5:48 Jesús dijo: “Sed santos como el Padre celestial es santo”. La santidad llega en el momento en que nos reconocemos y amamos, exactamente como somos. Según el Talmud (libro básico del judaismo), las personas realmente santas mueren en el día de su cumpleaños.
 
Dado que muchas figuras santas de la historia no fallecieron en el día de su cumpleaños, esta declaración puede traer confusión. Muchos consideran el cumpleaños como la conmemoración del nacimiento, pero a nivel espiritual nacemos el día que demostramos por primera vez la santidad. Asi que el Talmud se refiere a que los santos mueren en ese día.
 
Cada uno de nosotros tiene más de un cumpleaños. El primero es puramente biológico, y corresponde a la fecha en que llegamos al mundo físico. En el momento del nacimiento aún no hemos logrado nada, por lo que los otros “cumpleaños” son los verdaderamente importantes. Desde el punto de vista espiritual podemos nacer, sin morir fisicamente.
 
Buscando descubrir el significado de aquello que les ocurre, millones de personas viven una vida sin sentido. El significado no se descubre, el significado se crea. Hay una clara diferencia entre descubrir y crear. Albert Einstein descubrió la teoría de la relatividad y para entenderla no necesitamos convertirnos en Einstein. En cambio, para entender a Jesús, tenemos que crearlo.
 
Es necesario dar a luz a Dios en nuestro interior. Osho dice que Dios no es una cosa, sino una creación, y solamente los que crean, lo encuentran. ¿Cómo podría crearle un significado a una experiencia que sacudió mi vida como un trueno? En las experiencias anteriores, el efecto de la “traición” había sido devastador.
 
Al sentirme poco valiosa, entregaba todo el poder a la otra persona. Cuando la relación se rompía, me sentía morir. Esta vez, el amor de Dios en mi interior me permitió sostenerme, cuidarme y amarme. A pesar de haberme desbordado, pude reconocer que he avanzado y me acompañé a mi misma.
 
La presentadora y productora de televisión estadounidense Oprah Winfrey dijo: “Mientras más enaltezcas y celebres tu vida, más encontrarás en ella para celebrar”. Espero mi cumpleaños #51 plena de agradecimiento y expectativa.
 
 Doy gracias por todo lo sucedido. Entrego completamente mi camino a mi Yo Soy. Celebro las anteriores Karinas que me han permitido llegar a este natalicio, y espero celebrar muchos cumpleaños más que conmemoren mis nacimientos en el espíritu.