La Constructora Odebrecht de Brasil se declara en bancarrota

Brazil Odebrecht Bankruptcy

La compañía constructora brasileña Odebrecht presentó ayer una solicitud de protecciones contra bancarrota que le permitan reestructurar una deuda de 13,000 millones de dólares, habiéndose desgastado tras pasar 5 años en el centro de una de las investigaciones sobre corrupción más grandes a nivel mundial.
A través de un comunicado, Odebrecht indicó que ella y sus subsidiarias continuarán con sus operaciones regulares durante la reestructuración de deuda, que es una de las más grandes que se hayan presentado en la historia de Brasil.
La compañía lamentó su decadencia, que la llevó de tener 180,000 empleados hace 5 años a sólo 48.000 trabajadores en la actualidad.
La empresa describió su caída como “consecuencia de una crisis económica… el impacto a una reputación debido a los errores cometidos, y a la dificultad de las empresas para obtener crédito y nuevos contratos después de colaborar con la justicia”.
Odebrecht ha sido el eje de la “Operación Autolavado”, la mayor investigación sobre corrupción en la historia del país, y que ha revelado una sistemática red de sobornos entre políticos y compañías constructoras en Brasil.
Odebrecht y otras constructoras formaron lo que prácticamente puede considerarse un cártel para repartirse licitaciones gubernamentales, canalizando cierto porcentaje directamente al bolsillo de los políticos.
La compañía recurría a los sobornos para garantizarse lucrativos contratos con el gobierno de Brasil y de otros países de Latinoamérica. “Una vez que salió a la luz la corrupción de Odebrecht, los tentáculos eran tan extensos que fue inevitable que la compañía pudiera mantenerse”, dijo Mónica De Bolle, del Instituto Peterson de Economía Internacional.
En diciembre de 2016, Odebrecht y una de sus subsidiarias petroquímicas se declararon culpables y alcanzaron un acuerdo con las autoridades de Estados Unidos, Brasil y Suiza con una multa de 3,500 millones de dólares.