La  contracción económica afectó el comercio este año

http://hoy.com.do/image/article/478/460x390/0/1DC88136-338E-4B66-BD82-81397D8E68D3.jpeg

 El año que termina fue de contracción para el comercio, matizado por  una fuerte competencia que benefició a los consumidores acon una baja de precios.

El  sector comercial  se contrajo en -4.4% en el tercer  trimestre del 2009,    el Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS), recaudado por la actividad comercial, se redujo  en -4.1%, el  crédito  de la banca  destinado al  comercio  fue de 1.6 y al consumo de 7.3% en enero-septiembre, de acuerdo a cifras preliminares del Banco Central.

Sin embargo, a pesar de todos esos inconvenientes  la apertura de nuevos centros comerciales mantuvo una fuerte competencia en ese sector como nunca antes  vista en años anteriores, destacó el presidente de la Organización de Empresas Comerciales (ONEC), Pedro Pérez.

“Esto por supuesto ha beneficiado grandemente a los consumidores, pues se han mantenido buenos precios”, apuntó el dirigente comercial.

Tiendas como La Sirena,  del Grupo Ramos y,  de Centro Nacional Cuesta, fueron inauguradas este año tanto en Santo Domingo como en otras provincias del país.

También el sector comercial ha sido impactado por la falta de circulante, la problemática de la energía eléctrica, los despidos de zonas francas, la baja en las remesas, el bajo desempeño en el sector de la construcción y  el aumento de la delincuencia  durante el presente año.

Solo en el caso de los supermercados el incremento en las ventas   fue de 15% y en  las tiendas de tejidos de 9%, durante de enero-septiembre, destaca el informe del Banco Central,   mientras que las ventas de artículos ferreteros, electrodomésticos se redujeron en más de un 15%, apuntan gerentes y vendedores de tiendas consultados.

Pérez considera que las medidas tomadas por las autoridades monetarias, entre las que citó la baja de las tasas de interés, la flexibilización del encaje legal, la estabilidad cambiaria y la baja inflación,  contribuyeron para que el 2009 no fuera un año  “peor” para el comercio.

Los detallistas.  A lo largo del presente año, el sector detallista de provisiones se quejó por las constantes interrupciones de energía eléctrica, que provocaron apagones de hasta más de ocho horas, además por la falta de circulante.

La  falta de dinero redujo el poder adquisitivo de los consumidores y eso trajo como consecuencia una merma considerable en las ventas de productos y que  los comerciantes no aprovecharan  de manera significativa las ofertas de crédito de los suplidores y la banca,   dijo el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes y Empresarios de la República Dominicana (Fenacerd), Ricardo Rosario.

También recordó  que la delincuencia durante este año afectó la tranquilidad de los comerciantes  detallistas, quienes en muchos casos se ven obligados a cerrar más temprano, perdiendo oportunidades de negocios y reduciendo sus beneficios.

Expectativas.  El presidente de la ONEC dijo  que como será un año electoral, en el 2010 se producirá el dinamismo que genera el clientelismo político en la economía, además de que entrarán los recursos pendientes de los financiamientos que obtendrá el país en el marco del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sin embargo,  el presidente de Fenacerd   considera que ese dinamismo sólo será en los primeros seis meses, ya que, debido a  algunos aspectos establecidos en el acuerdo Stand by con el Fondo Monetario Internacional, podría realizarse una reforma fiscal que implique el aumento de impuestos.

Las claves

1.  Contracción de -4.4%

El  sector comercial  se contrajo en -4.4% en el tercer  trimestre del 2009,de acuerdo a cifras preliminares del Banco Central.

2. Competencia

Pese a la contracción en la economía, la apertura de nuevos centros comerciales mantuvo una fuerte competencia en el sector. 

 3.  Inconvenientes

También el sector comercial ha sido impactado por la falta de circulante, la problemática de la energía eléctrica, los despidos de zonas francas, la baja en las remesas, el bajo desempeño en el sector de la construcción y  el aumento de la delincuencia.

  4.  Expectativas

 Como  el 2010  será un año electoral e ingresarán   los recursos pendientes del FMI, el sector espera un mayor dinamismo.