La crisis obliga a mirar de nuevo al campo y a favorecer a los  pobres

http://hoy.com.do/image/article/339/460x390/0/5B73F349-B3DB-4FDB-9110-1D9E7C96F3D8.jpeg

La palabra crisis es vinculada a la economía es la que más se escucha en todo el globo, sin importar que se trate de naciones pobres, de las grandes economías europeas, o de la mayor potencia económica mundial, Estados Unidos.

La puso de moda el pinchazo en la burbuja inmobiliaria que se inició en los Estados Unidos, y que rápidamente se expandió por Europa, arrastrando consigo a una buena  parte del sistema financiero, que llevó a los mercados especulativos a trasladar sus recursos a otros renglones, optando por los commodities o bienes primarios, que han culminado con una explosión en los precios del petróleo, insumos y de los alimentos básicos, amenazando con una crisis alimentaria global.

Ante tal amenaza, los gobiernos han optado por adoptar una serie de medidas que blinden a sus países, y salvaguarden a sus ciudadanos de la escasea y carestía de los bienes básicos, y para tratar de reducir el consumo de hidrocarburos.

Antes que el presidente Leonel  Fernández anunciara el pasado jueves 17 las medidas que se adoptarán en la República Dominicana para lograr esos objetivos, ya  varios países de la región, incluyendo algunos productores y exportadores de petróleo como México y Venezuela, habían anunciado sus planes para enfrentar la situación.

En muchos casos, las medidas adoptadas son muy semejantes al plan anunciado por el presidente Fernández, o a medidas ya adoptadas, como el subsidio a algunos alimentos para que lleguen a mejores precios al consumidor.

Subsidios y eliminación de impuestos
En algunas naciones, sin embargo, las autoridades han reducido, eliminado o transferido los impuestos a los combustibles, para reducir el impacto de los precios internacionales en los mercados internos.

Es el caso de Costa Rica, donde el gobierno dispuso un subsidio al diesel para evitar aumento en los costos del transporte y de la agricultura.

Además dispuso el traspaso del impuesto que paga el diesel a la gasolina, y anunció la construcción de un tren interurbano, y un plan para reducir los impuestos a los vehículos de bajo consumo, especialmente eléctricos o híbridos. También dispuso recursos para financiar la agricultura, y la creación de un seguro  agropecuario.

México,  parecido
El plan anunciado por el presidente de México coincide en algo con el anunciado por el presidente Fernández. Entre otras medidas se dispuso  ampliar los subsidios a las familias más pobres. Dispuso además alzas en las tasas de interés.

Sin embargo, México dispuso  controles en los precios de 150 alimentos en lo que resta de año, y la eliminación de los impuestos a los agroquímicos.

Dispuso además la eliminación de aranceles a la importación de maíz, arroz y trigo, y  una cuota libre para el fríjol. También favoreció la importación de leche en polvo y de insumos para la avicultura y la ganadería.

También Nicaragua
El gobierno de Daniel Ortega  también eliminó transitoriamente los aranceles para las compras de fríjol, aceite, avena, cebada y otros productos elaborados a base de esos cereales y de soja.

Junto a  Guatemala y Costa Rica, buscan la creación de un seguro agropecuario y financiamiento para este sector incluyendo los insumos. También se desarrollará un programa de ayuda financiera para las familias en pobreza extrema.

Estas decisiones fueron adoptadas durante una cumbre regional en la que  Centroamérica,  examinó la crisis y trató de buscar soluciones y desarrollar proyectos conjuntos para enfrentarla.

También Colombia ha adoptado medidas para ayudar a los ciudadanos de menores recursos, y para estimular la producción agrícola. Entre ellas anunció un programa de apoyo al almacenamiento de arroz para aumentar el cultivo.

Venezuela, el principal exportador de petróleo del continente, anunció varios acuerdos con países amigos como Argentina, Cuba, y Ecuador, con los que busca colaboración para incentivar la producción agropecuaria local. También ha iniciado un amplio programa de ayuda social.

En el caso de Perú, donde la crisis no se ha dejado sentir, el gobierno busca aumentar sustancialmente su producción agropecuaria para aprovechar el TLC con Estados Unidos. para ello  pretende invertir más de 1.200 millones de dólares en el sector agrícola en los próximos cinco años.

En cuanto a Cuba, anunció que elevará la producción de arroz e invertirá este año 2,012 millones de dólares en compras de ese producto, que distribuye a razón de 3,5 kilos mensuales por persona, mediante la cartilla de racionamiento.

En los casos de Brasil y Ecuador las medidas adoptadas se han dirigido a controlar la inflación. Para ello han suspendido las exportaciones de algunos productos básicos, como el arroz

Bolivia adoptó medidas similares a la venta de aceite de soja.

El caso español
El gobierno dispuso la devolución de 400 euros de los impuestos pagados,  la  rehabilitación de viviendas,  préstamos  para las pymes,  la congelación salarial de los altos cargos y  reducción de la oferta de empleo público.