La crisis opaca la cultura de fabricar de los  japoneses

http://hoy.com.do/image/article/420/460x390/0/A93C54DD-FABB-4B49-9BB9-7F3279B2CEC9.jpeg

Japón es muy bueno en monozukuri: la fabricación de cosas. Las artesanías tradicionales se convirtieron en moderna fabricación, estimularon un milagro económico y crearon famosas compañías tales como Honda, Toyota y Sony. Todavía el enfoque sobre la manufactura en Japón está ahora estancando tanto a esas compañías como a la economía más amplia.

La continua importancia de la fabricación, un 21% de la producción económica comparado con el 13% de Estados Unidos, hace a Japón inusualmente sensible a las fluctuaciones en la economía global.

Eso no es sólo a través de las exportaciones de vehículos y efectos electrónicos, sino a través de la volatilidad en los inventarios y la inversión de capital necesitado para apoyarlos.

A través de la poca exposición a la crisis financiera, la producción japonesa cayó por un 12% en el cuarto trimestre del 2008, mucho más que en economías que sufren el colapso de la burbuja inmobiliaria, tales como E.U. y Reino Unido. El desempleo masivo sólo se evita por medio del estímulo fiscal, mucho de este gastado ineficientemente, y la disposición de ciertas corporaciones a aceptar las pérdidas.

Tampoco la fabricación sirve para suplir las necesidades económicas de Japón a largo plazo.

Los fabricantes necesitan un yen débil para exportar de manera rentable. Todavía un fuerte yen dejaría el creciente ejército de pensionados de Japón importando más productos extranjeros, servicios y mano de obra, con sus rentas de inversión.

Los fabricantes necesitan capital barato para construir factorías aún más grandes y llenarlas de robots. Sin embargo, Japón ya no es un joven, es un país en desarrollo con ahorro de superávit; o sea, que es un país viejo y rico que necesita más que los deplorables retornos sobre las inversiones que sus compañías producen.  

Necesita completar su manufactura

Los fabricantes necesitan a muchos bachilleres obedientes, pero los jóvenes de Japón van a la universidad y aspiran a carreras profesionales, variadas y lucrativas.

Con esto no podemos decir que Sony, Canon y Panasonic pueden cerrar, como muchos otros fabricantes japoneses, ellos tienen grandes marcas, gran tecnología y gran talento en la fabricación, pero ya no hace sentido utilizar esa habilidad en Japón. En cambio, ellos necesitan completar el cambio de su manufactura en el extranjero, de si esta debe ser subcontratada o mantenida en casa.

Las compañías que lo hagan estarán mejor dispuestas a apoyar los empleos de investigación y de gestión que devengan un alto salario en Japón. Por esa razón, el gobierno de Japón puede también dejar su manía de fabricar.

Las dos caras de la regulación del mercado financiero

Hasta el momento, el gobierno de E.U. obtuvo un balance correcto en la lucha contra la crisis, priorizando los pasos inmediatos para reactivar los mercados crediticios y la macroeconomía a largo plazo. Como este gira ahora correctamente  su atención a la reforma regulativa, este debe evadir tanto la confusión conceptual como la lucha burocrática por territorio.

La regulación del mercado financiero debe ayudar a dos cosas: a proteger a los inversionistas en contra del abuso, y a contener el riesgo sistémico. El sistema actual hace lo primero aceptablemente; en lo segundo este llega cerca de la catástrofe. Pero los dos no pueden estar unidos.

Los reguladores admitidamente fracasaron en prevenir muchos abusos, como que los  corredores de hipotecas de préstamos inapropiados que venden para los pobres prestatarios del esquema Ponzi de Bernard Madoff.

En el futuro, tales prácticas deben ser prevenidas. No obstante, reprensibles como ellas pueden ser, ellas no causan la crisis crediticia. Esta crisis fue nacida de los riesgos con estabilidad sistémica, no de la débil protección al inversionista.

La retórica sugiere, que una mejor protección al inversionista que pueda remediar el riesgo sistémico, no sería útil. La reforma regulativa debe respetar esta distinción, en como ésta asigna el poder, como también en más asuntos técnicos, si esto es cambiar el laberinto regulativo de E.U. por una maquina efectiva.

Los productos al detalle están actualmente regulados por muchas agencias, alguna de las cuales también tienden a competir, los mandatos de perfiles más altos que protejan los consumidores.

Solares  de  “dealers” cerrados son un  problema inmobiliario

Alan Rappeport.  New York

El cierre de tiendas de vehículos de Estados Unidos pondrá presión en otra industria estresada: la propiedad comercial.

 Mientras muchos comerciantes tratarán de vender carros usados o de enfocarse en otras marcas, la cantidad de cierres esperada excluirá la propiedad, lo que es difícil de cubrir debido a que los locales de los “dealers” son considerados propiedades de “propósitos especiales”.

Muchos esperan que el resultado sea acres de solares de estacionamiento vacíos.

La asolada industria de vehículos es poco probable que pueda expandirse en cualquier momento para poder llenar el vacío. Y los comerciantes que tratan de vender sus propiedades pueden sufrir grandes pérdidas desde que el valor de los terrenos ha caído bruscamente.

“Mientras muchos sitios serán reorientados, los prestamistas sobre propiedades comerciales e inversionistas pueden estar desconcertados sobre la perspectiva de miles de grandes parcelas desarrollables que fluyen repentinamente en el mercado”, dijo Sam Chandan, jefe economista de la firma Real Estate Economics en New York.

El mercado de propiedades comerciales de E.U. ya está enfrentado una severa presión. La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios espera que la tasa de disponibles ascienda desde un 9.7% del año pasado a un 15.8% el año próximo.

En LaFlam Chrysler, en New Jersey, James LaFlam espera convertir su “dealer” en uno para vender carros usados y para su revisión.

 Pero él necesitaría una licencia nueva y un inventario diferente, aunque ya enfrenta millones de dólares en pérdidas, ya que él no puede limpiar su local existente, que está lleno de Chryslers.

Las claves

1.  Propiedades

El mercado de propiedades comerciales de Estados Unidos ya está enfrentando una severa presión. Ahora, con el cierre de tiendas de vehículos el problema se agudiza. 

2.  Locales baratos

El local de James LaFlam ha sido reducido a un 30% menos de su valor por la recesión “A nivel financiero esto va a ser devastador”, dijo él.

Crece ansiedad sobre  jubilación países desarrollados

Norma Cohen.  Londres

La ansiedad acerca de tener suficientes ingresos de jubilación está creciendo, de acuerdo a la Encuesta Harris de Financial Times, con más de la mitad de los adultos en E.U., Francia, Italia y España, diciendo que están más preocupados a este respecto de lo que estuvieron hace un año antes.

Los más preocupados son los de E.U., donde el 59% de los encuestados dicen estar más preocupados acerca de la seguridad de sus ingresos en la ancianidad.

En E.U., las pensiones es más probable que sean el resultado de inversiones en acciones, pero la baja en los mercados de acciones han dejado un enorme hueco en las cuentas de jubilación.

La encuesta también encontró un alto porcentaje de los que buscan mayor seguridad para su ingreso de jubilación, con los de Reino Unido, E.U., Francia, Italia, España y Alemania, que dicen que prefieren usar parte de su fondo de pensión para crear un ingreso seguro, antes que apostar en más altos retornos de inversión en el futuro. Ese juicio fue aplastante, con una clasificación de un 84 a 87% que dicen que elegirían esa opción si pudieran.

La cifra

59%

 de los encuestados  en Estados Unidos dicen estar más preocupados acerca de la seguridad de sus ingresos en la ancianidad.

VERSIÓN AL ESPAÑOL DE  ROSANNA CAPELLA