La cultura política dominicana, a la luz del Barómetro de las Américas 2012

Cambiar la forma de hacer política en el país es una necesidad cada vez más urgente si es cierto que aspiramos como sociedad a lograr un Estado Social y Democrático de Derecho. Los datos revelados en el Barómetro de las Américas 2012 demuestran la débil democracia que tenemos y la cultura política clientelista impuesta por los partidos tradicionales.

El informe da cuenta del alto nivel de clientelismo político al señalar que un 24% de la población encuestada reconoce haber recibido una oferta clientelar. Este indicador apunta que el clientelismo político se ha vuelto una costumbre tan arraigada que ya no solamente es una práctica de las personas de bajos recursos, sino también de jóvenes de clase media y media baja.

Otros datos relevantes del Barómetro de las Américas son los siguientes: El 78.1% de los encuestados percibe que hay corrupción en el país y el 86.3% dice que urge reducir la desigualdad de ingresos entre ricos y pobres, sin embargo estos datos contrastan con el apoyo del 70% de los dominicanos a esta democracia y la simpatía o pertenencia del 63.4% a los partidos mayoritarios PLD y PRD.

La explicación a esto es la siguiente: Si bien la ciudadanía dominicana sabe que hay corrupción y desigualdad todavía sigue siendo permisiva con la clase política que ha causado esto por motivos que se relacionan con el clientelismo político, la indiferencia, aceptación como una realidad difícil de cambiar,  y/o además por  el bajo nivel de formación política sobre lo que debe ser una democracia.

Una muestra de la poca formación política e ideológica que existe en República Dominicana es que los dos partidos mayoritarios que dicen ser “revolucionario” (PRD) y de “liberación nacional” (PLD), los militantes y simpatizantes de este último según el Barómetro 2013 se definen en un 69% de derecha, y el primero el 52% de los encuestados dice ser igual de derecha.

La pregunta que cae como anillo al dedo es: ¿Saben los peledeístas y perredeístas encuestados qué es ser de izquierda o de derecha? La respuesta puede inducirse que no cuando el mismo Barómetro señala que el 70% de los encuestados apoya esta democracia que ellos mismos definen como desigual, clientelista y corrupta.

En el sector justicia los datos no son muy alentadores tampoco.  Solo el 42.7% de los encuestados confía en el Sistema de Justicia. Tras la Policía Nacional y los Partidos políticos, la justicia dominicana es la tercera institución peor valorada. Las instituciones mejores valoradas siguen siendo las Iglesias y los Medios de Comunicación.

 Respecto al combate a las drogas es sorprendente el dato de que en el 2008 solamente el 18% de los dominicanos dijo ver a alguien vender drogas, en cambio en el 2012 el porcentaje aumentó a un 28%. La lectura de esto por un lado evidencia el fracaso del sistema judicial dominicano en lograr la institucionalidad que aspira la ciudadanía y por otro lado apunta el aumento de las drogas y el lavado del narcotráfico que tanto se ha denunciado en los medios de comunicación.

Este estudio vuelve a plasmarnos la triste y deprimente realidad de la situación política y social dominicana.  En nuestras manos está seguir pasivos permitiendo todo esto o cambiar este panorama por uno más justo y democrático.