La Cumbre de Roma termina sin acuerdo
guerra Líbano

http://hoy.com.do/image/article/106/460x390/0/A8EBF183-56B2-4C93-8FFD-CDA1E2B3923A.jpeg

ROMA (AP).- Representantes de Estados Unidos, la ONU, Europa y varias naciones árabes terminaron ayer en Roma una reunión sobre la violencia en el Líbano sin llegar a un acuerdo en los detalles de un cese al fuego entre Israel y la guerrilla de Jezbolá.

La secretaria estadounidense de Estado Condoleezza Rice manifestó que Washington apoyaba un fin urgente del conflicto pero aclaró que el Medio Oriente no podía volver al “status quo’’ de la incertidumbre política y la inestabilidad en el Líbano.

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, declaró en el encuentro que cualquier solución al conflicto debe tener la ayuda de Siria y de Irán, países que respaldan a Jezbolá. Añadió que se deben implementar las resoluciones de la ONU que estipulan que el Líbano debe controlar su propia frontera y que el Jezbolá debe desarmarse.

Rice expresó preocupación por el rol iraní en el conflicto y exhortó a un fin duradero de los “espasmos de violencia’’

“Hay mucho trabajo por hacer y todos tienen un papel que desempeñar’’, declaró la diplomática estadounidense.

Luego de escuchar un dramático llamado del primer ministro libanés Fouad Saniora, que los exhortó a detener las muertes, los representantes dijeron que habían convenido en la necesidad de desplegar una fuerza internacional bajo el control de las Naciones Unidas en el sur libanés.

 “Los participantes expresaron su determinación en trabajar de inmediato para llegar, con la mayor urgencia, a un cese al fuego que ponga fin a la violencia y las hostilidades de ahora. El cese al fuego debe ser duradero, permanente y sostenible’’, indicó el canciller italiano Massimo D’Alema.

 Aseguró que muchos de los participantes llamaron a un tregua inmediata e incondicional.

Estados Unidos y Gran Bretaña se opusieron a las presiones por un pronto al cese al fuego inmediato, al manifestar que la tregua debe asegurar que Jezbolá deje de ser una amenaza para Israel y garantizar una paz duradera.

A pesar de que no se alcanzó una posición común sobre los detalles para aplicar un cese al fuego, los participantes coincidieron también en conseguir ayuda humanitaria para el Líbano y realizar una conferencia de donantes.

Los cancilleres y otros altos funcionarios de 15 naciones, al igual que Annan y representantes de la Unión Europea y del Banco Mundial, acordaron en una declaración expresar “profunda preocupación’’ por el alto número de víctimas civiles en el Líbano. Según autoridades libanesas, en las dos semanas de enfrentamientos centenares de personas han muerto. Alrededor de 750.000 han abandonado sus hogares.

Los representantes hicieron un llamado a Israel para que ejerza “la mayor contención’’ y deploraron la destrucción de infraestructura en el país.

   “Todos (estamos) comprometidos con una acción resuelta y urgente para tratar de poner un fin a la violencia que sea sostenible’’ y dejar al gobierno libanés en pleno control de su territorio, dijo Rice a periodistas.

   Un diplomático involucrado en las conversaciones, que habló a condición del anonimato, había dicho antes de la conferencia de prensa de Annan y Rice que los diplomáticos congregados habían tenido problemas para llegar a un consenso sobre una declaración formal en torno a la violencia.

   Rice dijo en la conferencia de prensa que de acuerdo a una resolución de la ONU Siria tiene la obligación de apoyar “un Líbano totalmente soberano que en realidad pueda controlar todos los armamentos en el país’’.

   Sobre el eventual envío de una fuerza internacional, Rice indicó que el mismo Saniora afirmó que “debe haber una autoridad sobre la fuerza militar’’. La secretaria de Estado dijo que la comunidad internacional apoyará y colaborará con el gobierno libanés para lograr ese elemento en una resolución de la ONU.

   Rice dijo que había tenido discusiones privadas con Saniora en Roma _y por separado con el primer ministro israelí Ehud Olmert_ pero declinó revelar detalles.