La desigualdad de género en África Subsahariana cuesta 95.000 millones al año

la-igualdad-de-genero-5

 Nairobi.– La desigualdad de género en África Subsahariana le cuesta a la región 95.000 millones de dólares al año, el equivalente al 6% de su PIB, y pone en peligro el desarrollo humano inclusivo, denunció hoy el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En el “Informe sobre el desarrollo humano en África”, el PNUD analiza los factores políticos, económicos y sociales que dificultan la integración de las mujeres africanas y propone varias medidas para acabar con la desigualdad existente en la actualidad.

“Si se logra acabar con las desigualdades de género en el mercado laboral, la educación, la sanidad y en otras áreas, la pobreza y la erradicación de las hambrunas se podría acelerar”, declaró la Administradora del PNUD, la neozelandesa Helen Clark.

Entre los principales obstáculos para la integración de la mujer destacan las contradicciones entre la legislación vigente y su aplicación, las normas sociales tradicionales y la falta de participación en los procesos políticos, económicos y sociales.

Según las estimaciones del PNUD, un incremento del 1 por ciento en la desigualdad de género en cualquier país supone una caída de 0,75 puntos en su resultado en el Índice de Desarrollo Humano (IDH).

A pesar de que los esfuerzos de los últimos años han aumentado la presencia de niñas en la educación primaria, las mujeres todavía obtienen un resultado inferior al de los hombres en el IDH debido a su escasa matriculación en la educación secundaria, su poca presencia en el mercado laboral y la alta mortalidad materna.

En relación con el mercado laboral, el estudio asegura que solo el 61 % de las mujeres africanas trabaja y que las que lo hacen reciben un salario inferior, normalmente porque están empleadas sin contrato en el sector agrícola.

Para revertir la situación, el PNUD propone que los países organicen alianzas entre gobiernos, sociedad civil y sector privado para que la igualdad de género esté en el centro de las prioridades políticas y sociales.

“Con las desigualdades de género actuales, lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible y la Agenda de África 2063 seguirá siendo una aspiración, no una realidad”, lamentó el directo para África del PNUD, Abdoulaye Mar Dieye.