La deuda corporativa de alto grado siente fuego del euro

http://hoy.com.do/image/article/674/460x390/0/6F53D97D-B0DF-489A-804E-C202850FCE79.jpeg

Robin Wigglesworth
Los bonos altamente tasados que son vendidos por compañías europeas han provisto un refugio relativamente seguro para los inversionistas que huyen de los activos más riesgosos durante gran parte del año.

 Pero la propagación del daño de la crisis de deuda de la eurozona ha comenzado a infectar incluso a algunas de las compañías mejor conocidas de Europa.

El incrementado del nerviosismo es particularmente aparente en el mercado de derivados, donde los inversionistas especulan sobre la solvencia de las compañías o se protegen contra los riesgos del impago.

El índice Itraxx Europe Main de permutas de impago de crédito sobre los bonos europeos de grado de inversión aumentó hasta 209 puntos base a principios de la semana pasada, cerca de un récord de 216 puntos base tocados en diciembre de 2009. El índice Crossover de CDS de alto rendimiento está todavía muy lejos de sus picos de crisis financiera.

 “El extremo más bajo del espectro del crédito ha estado bajo presión por cierto tiempo, pero en las pasadas dos semanas hemos visto que las ventas se han efectuado bajo pánico, enfocadas en el extremo alto”, dijo Jamie Hamilton, un alto director de fondos de crédito en M&G.

Las compañías francesas han entrado bajo una presión particularmente fuerte. El rendimiento de bonos a diez años de France Telecom, que sirve de benchmark, ha subido más de 100 puntos base desde el 14 de noviembre, hasta un pico de 4.43 el jueves. Los bonos 2021 de Vivendi, que están denominados en euros, se han sumado 123 puntos base en el mismo periodo para rendir un 5.54%.

La derrota francesa ha sido guiada principalmente por el aumento de la tasa de préstamos soberanos del país. Sin embargo, algunos directores de fondos dicen que están bajo presión de los inversionistas para reducir la exposición en general a Francia, debido a los temores de que esta pueda ser arrastrada adicionalmente a la crisis de la periferia.

Los bonos corporativos en otros países europeos “centrales han sido menos afectados, pero los rendimientos han estado elevándose a lo largo del continente.

Los bonos 2018 de Siemens, denominados en euro, han subido 47 puntos base desde el 14 de noviembre para terminar rindiendo 2.81%, y Anheuser-Busch InBev, de Bélgica, ha visto elevarse el rendimiento de sus notas de 2021 hasta en 39 puntos base hasta un 3.77% en el mismo periodo.

Los bonos de las compañías europeas que son denominados en euros son los que peor han rendido en las pasadas dos semanas.

 “El grado de inversión se ha observado muy sólido por cierto tiempo, pero en las últimas semanas hemos comenzado a mirar más de cerca las líneas de crédito y las posiciones de liquidez de las compañías europeas”, dijo Julian Marks, un director de fondo de bonos de Neuberger Berman. “La cuestión es cuán expuestas están las compañías europeas al peor escenario”.

El empeoramiento del sentimiento ha pesado en la emisión. Las ventas de deuda de las compañías de alto grado rebotaron hasta $35 millardos en octubre, pero han disminuido hasta menos de $26 millardos hasta el momento este mes, de acuerdo a Dealogic. El pasado noviembre, las compañías europeas de grado de inversión tomaron prestado $36.8 millardos a los inversionistas de bonos.

Frazer Ross, un director de gestión del sindicato de bonos corporativos del Deutsche Bank, argumenta que el hecho de que las compañías han estado estables para tomar prestado incluso estas sumas en los últimos meses, en un momento en que la crisis de la eurozona ha suscitado crecientes preocupaciones en los mercados globales, es un testimonio de la seguridad percibida de los bonos corporativos de alto grado.

 “El mercado está mirando más de cerca el país de origen del emisor, donde el soberano se está comerciando y los esfuerzos para ese soberano, pero no estamos viendo aversión de riesgo de ninguna forma para las corporaciones de Europa central”, él dice.

Ciertamente, los banqueros y directores de fondos argumentan que la salud de los balances generales corporativos, acoplados frecuentemente con las operaciones internacionales basadas en el extranjero y escasas fuerzas de trabajo, podría apoyar la deuda de las compañías de grado de inversión aunque Europa caiga en una dolorosa recesión.

Ellos señalan que en términos absolutos los costos de financiamiento quedan bajos, y argumentan que la reducción del ritmo de emisión es guiada principalmente por el ya amplio financiamiento de las compañías, antes que por la falta de demanda.

“No vemos ninguna compañía en desesperada necesidad de financiamiento y para las compañías que lo quieran, podemos asumirlo”, dice Ross.

Zoom

Los inversionistas

 1.  Algunos inversionistas argumentan que la reciente derrota es una oportunidad de compra, y que bajar los rendimientos por gran parte del año erosionó los retornos que se ofrecen. “Hemos estado tomando ventaja de las ventas propiciadas por el pánico”, dice Hamilton.

2.  Todavía muchos directores de fondos, banqueros y analistas admiten que la “soberana espada de Damocles”, todavía ronda peligrosamente sobre el mercado.

3. “Hasta que no haya a la vista una confirmación inequívoca de una institución financiera de último recurso para Italia y España, el mercado sigue siendo un “vender” para nuestros ojos”, él argumenta.

Oro cae debajo del nivel clave de principios de noviembre

Emiko Terazono

Las continuas preocupaciones de la eurozona y las conversaciones sobre presupuesto en EEUU pesaron sobre los precios de las materias primas, ya que el oro terminó llegando por debajo de los US$1,700 por primera vez desde principios de noviembre.

El aumento en la aversión de riesgo se extendió hasta el metal, el cual había estado fluctuando en un rango de US$1,700-US$1,800 por la mayor parte del mes, habiendo perdido una parte de su categoría de refugio seguro de los últimos tiempos. El lingote se retiró conjuntamente con otras materias primas hasta US$1,682.80 la onza en el comercio de Nueva York, por debajo de un 2.5% desde su último precio.

 “El mercado está muy volátil por el momento”, dijo Anne-Laure Tremblay, analista de BNP Paribas, denotando que el índice Vix, que mide la volatilidad en las acciones de EEUU y que a menudo es apodado el “medidor de temor” de Wall Street, subió por encima de un 8.8% en los últimos días.

El sentimiento en el mercado de acciones se estaba pasando a las materias primas, afectando así a los inversionistas de oro. Otras materias primas lucharon contra los apretados fundamentos del suministro y la demanda, perdiendo terreno sobre las preocupaciones macroeconómicas.

En los mercados de petróleo crudo, el ICE January Brent bajó US$1.14 el barril para llegar hasta $106.40, y el Nymex January West Texas Intermediary bajó $1.90 el barril hasta US$96.77.

El cobre para entrega en tres meses del London Metal Exchange perdió un 3.4% para llegar a $7,296.25 la tonelada, a pesar de las noticias de una fuerte perspectiva para la demanda china.

Morgan Stanley dijo que Codelco de Chile estaba buscando asentarse en el 2012 con las primas de cobre, el precio pagado sobre el precio LME, con el consumo chino en $110 la tonelada. El nivel está un 4% por debajo del 2011, pero más alto que los $90 por prima de tonelada fijada en octubre con los compradores europeos.

Como el mayor productor de cobre del mundo, los contratos de precio de Codelco son referidos en la industria como un benchmark. Los analistas de Morgan Stanley dijeron que el resultado demostraba las  condiciones del mercado y la falta de crecimiento en el suministro en el 2012, como también indica que los productores y consumidores tienen una opinión más positiva sobre los fundamentos que la que implicaban los precios del mercado.

VERSIÓN AL ESPAÑOL DE ROSANNA CAPELLA