La economía española está en la era del cinturón apretado

Barcelona. De los Servicios de Hoy. La economía española ha pasado de la época de vacas gordas a la era del cinturón apretado, lo que a su vez  ha dado lugar a una actitud crítica de los ciudadanos ante la ostentación.

Un trabajo publicado por La Vanguardia advierte que  la ostentación a nivel privado y particular, sinónimo de éxito hace sólo unos años, cada día está peor vista por una sociedad que exige tanto a sus políticos como a conciudadanos comportamientos ejemplares y conductas alejadas del derroche.

Señala los casos de  Carlos Dívar, expresidente del Consejo General del Poder Judicial o Gerardo Conde Roa, exalcalde de Santiago de Compostela, han sido ya víctimas de las consecuencias de los nuevos valores de esta sociedad en crisis. “Ambos se vieron obligados a dimitir de sus cargos por conductas poco ejemplares, que sólo unos años atrás habrían podido pasar más desapercibidas entre unos ciudadanos más entretenidos con el consumo particular que preocupados por los excesos o comportamientos poco éticos de aquellos que los rodeaban”, explica.

Incluso, señala el caso del presidente de la Generalitat, Artur Mas, quien se ha visto salpicado, de forma indirecta, por la nueva era de la austeridad. El busto que había encargado el Ayuntamiento de Tarragona del presidente (con un coste de 12.000 euros) no se esculpirá por cuestiones de ahorro.

La ostentación a nivel privado y particular tampoco está, hoy en día, bien vista.  Lo cuenta la propietaria de una tienda de moda de ropa de marca de Lleida. “Es habitual que clientes que antes pagaban a la vista de todos, pidan ahora probarse las piezas más caras en salas privadas para evitar esa ostentación”, revela la mujer.

Esto ocurre en ciudades intermedias donde todo el mundo se conoce. “Ahora mismo muchos ciudadanos no mirarían con buenos ojos a un empresario o profesional liberal que siga, por ejemplo, gastando en ropa lo mismo que años atrás después de haber despedido, con la excusa de la crisis, a varios de sus trabajadores. Esas conductas ya no pasan desapercibidas, como antes”, explica el reportaje.

“Hemos entrado en una época en la que la austeridad, el decoro, la sobriedad y el esfuerzo son los principales valores de la sociedad”, afirma Sandra Farrera, psicóloga clínica de Barcelona.

Zoom

Mayor recesión

España se hundió un poco más en recesión en el segundo trimestre del año, con un retroceso del PIB del 0.4% con relación al primero en que ya había bajado 0.3% . Este indicador es idéntico a las cifras adelantadas el 30 de julio y pone en evidencia la difícil situación de la cuarta economía de la zona euro, mientras aumentan las probabilidades de que el país solicite un rescate financiero. El Instituto nacional de estadísticas (INE) explica que la demanda nacional –especialmente el consumo y el gasto público– tiene un impacto cada vez más negativo sobre el PIB, en momentos en que España es sometida a una severa cura de austeridad.