La economía europea necesita instituciones fuertes y bien coordinadas

economía

Davos (Suiza). La economía de la zona del euro necesita instituciones fuertes y bien coordinadas para superar el actual bache en su crecimiento, tanto en lo que respecta a la economía como al sistema financiero, según han explicado hoy expertos y autoridades en el Foro Económico de Davos.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, señaló que el organismo dispone no solo de las herramientas necesarias para reactivar la economía de la zona del euro, sino también “la determinación y la capacidad de actuar”.   Esto es así tanto en lo que se refiere al principal mandato del organismo, que es mantener la inflación en torno al 2 %, como en lo que afecta a las entidades financieras, que en los últimos años han sido sometidas a distintas pruebas de resistencia y a las que se les han pedido sucesivas reformas para que aumentaran su capital.

Sobre este asunto, Draghi explicó que el BCE no va a pedir a la banca ni más capital ni más provisiones de las que ya existen para cubrir sus activos ponderados por riesgo.   Durante su intervención, Draghi ha recordado que primero se trató de identificar en cada entidad el volumen de sus activos ponderados por riesgo y establecer para cada una de ellas los niveles de capital y las provisiones necesarias.

Posteriormente, el organismo se ha dirigido a los bancos para conocer con detalle cómo miden estos y otros activos, pero ha habido algún tipo de malentendido y algunos, “la prensa, por ejemplo” -dijo-, “ha interpretado que el BCE iba a pedir más capital a los bancos”, cosa que recalcó que no es verdad.

Draghi ha aclarado cuáles son, en su opinión, algunas de las causas del débil crecimiento de la eurozona, entre las que ha destacado la cuestión demográfica, por el envejecimiento de la población, pero también otras más concretas y recientes como la crisis de los refugiados.   Sobre esto, Draghi se mostró mostrado partidario de actuar cuanto antes, de invertir los recursos necesarios y de cooperar, porque “si los estados no cooperan entre sí esto no sale adelante”.