La emotiva despedida de la hija de Leslie Rosado: soy un pajarito sin rumbo

La emotiva despedida de la hija de Leslie Rosado: soy un pajarito sin rumbo

La hija mayor de Leslie Rosado, quien murió de un disparo a manos de un agente policial fuera de servicio, despidió a su madre con unas emotivas palabras en la que resalta el valor que tenía que tenía para ella y el vacío que siente al recordar sus abrazos y besos.

La joven tomó la palabra durante la ceremonia para la sepultura del cuerpo sin vida de profesional, realizada en el cementerio Jardín Memorial, ubicado en la Jacobo Majluta, en Santo DomingoNorte.

Rosado murió el pasado sábado en Boca Chica, luego de ser perseguida por el miembro de la Policía Nacional Janli Disla Batista, luego de que esta presuntamente chocara la motocicleta en que viajaba con su familia y no se detuviera.

A continuación las palabras expresadas por la joven a su fallecida madre.

«Yo no puedo explicar nada. No tengo palabras para mi mamá. Yo escribí algo como que fuera para ella, porque yo realmente siento que sigue aquí. Yo, ni siquiera me gusta que hablen de ella del pasado., porque yo siento que ella sigue aquí».

«No lo soporto cuando hablan de ella en el pasado. Yo siento que aunque su cuerpo ya no habita en esta tierra, puedo escuchar su voz. Yo siento que ella se va a quedar conmigo para siempre. Yo no termino de creer todo lo que estoy pasando, por el proceso de esta despedida».

«He sentido que ahora te mudaste al cielo y ya no vivirás con todos nosotros. Ver tu cuerpo, el cuerpo que abrazaba, que besaba toda mi vida…».

«No quiero que pase el tiempo, y que lentamente me vaya a acostumbrar. No quiero que pasen los días ni las noches, sin que estés aquí».

«No quiero que llegue un día en el que no sufra, porque quiero llorarte siempre para que sepas lo mucho que me importa, y lo mucho que te amo».

«Y cuando digo que no se vivir sin ti, lo digo de verdad. Me has dejado como si fuera un pajarito que lo soltaron sin rumbo. Me has dejado sin saber lo que es la vida, sin saber cómo hacer todo».

«…Te necesitaré siempre, porque nunca nadie se va a comparar a tí. Recuerdo como hace pocos días, me pediste que durmiera contigo en tu habitación, y te dije que no (llora con gemidos)».

«…Nunca supe que esa iba a ser la última oportunidad de abrazarte y de acostarme en tu pecho… «.

«Estos días he pensado mucho en todas las cosas que hicimos juntos por última vez. La última vez que fuimos a un restaurante, la última vez que me cocinaste, la última vez que me levantaste para ir al colegio, la última vez que me diste un beso (llora)».

«Y me parte el alma que no sabía, no me iba imaginar que esas iban a ser las últimas veces en mi vida entera».

Soy tan joven, pero he vivido tantas cosas contigo. Tú y yo siempre hemos sido inseparables. Le agradezco mucho que Dio me haya permitido tenerte como madre».

Publicaciones Relacionadas

Más leídas