La energía del viento o energía eólica

 FRANK NÚÑEZ RAMÍREZ
Antes de abocarnos a establecer fuentes alternativas y renovables de energía vamos a definir de manera sencilla el concepto “Energía”. La energía es la capacidad de un sistema físico para realizar trabajo. Existe una formula, producto del genio del profesor Albert Einstein, que relaciona la energía con la materia. Dicha fórmula establece que la energía es igual a la masa de la materia, multiplicada por el cuadrado de la velocidad de la luz (E=MC2). De ahí que se diga que la materia posee energía como resultado de su movimiento o su posición en relación con las fuerzas que actúan sobre ella.

Dependiendo de la fuente que la origine la energía, ésta puede ser renovable o no renovable. La energía no renovable, como su nombre lo sugiere, no es reproducible a partir de sus propios elementos. Solo se transforma en otra forma de energía, pero quien le dio origen desaparece para siempre. Esta energía se origina en el petróleo y sus derivados, el gas natural y el carbón mineral, todos productos minerales no renovables.

La energía renovable es aquella que siempre se obtiene de manera continua y permanente desde el origen en que se produce. Ejemplos de energía renovable son: energía solar, energía producida por el viento o eólica, energía hidráulica, energía geotérmica, energía proveniente de la biomasa, energía proveniente de las mareas y la obtenible a partir de la madera.

En este artículo vamos a tratar la energía renovable producida por el viento o energía eólica.

El viento, o aire en movimiento como se estudia en los cursos primarios, se produce por el desigual calentamiento de la superficie del planeta Tierra. La energía en movimiento o energía cinética del viento puede transformarse en energía útil, tanto mecánica como eléctrica.

De ahí que se considere a la energía Eólica como una forma indirecta de energía solar. Es renovable porque se considera al Sol como una fuente inextinguible de energía, por lo menos para los próximos mil años.

Se ha estimado que alrededor del 2% de la energía proveniente del Sol se convierte en viento. Se calcula que el Sol irradia cien billones de kilovatios hora de energía por día (100 x 10 kilovatios hora / día). Esto significa que en el planeta hay una disponibilidad de dos billones de kilovatios hora de energía del viento por día (2 x 10 kilovatios hora / día), lista para ser aprovechada.

La pregunta sería: ¿Cómo podemos aprovechar la energía del viento? El equipo utilizado para tales fines se conoce como aerogenerador. El aerogenerador es un generador eléctrico, ya sea de corriente alterna o corriente directa, que convierte la energía cinética del viento en energía eléctrica.

Para logra esto el aerogenerador consta de los siguientes equipos: aspas o palas del rotor, multiplicador de velocidad, generador eléctrico, regulador de velocidad, sistema de orientación, y finalmente, la torre para la instalación del autogenerador a una altura específica, en función del régimen de los vientos en una zona determinada.

La tecnología de los aerogeneradores de pequeña y mediana potencia, digamos de 500 a 700 kilovatios, está muy desarrollada, existiendo una veintena de fabricantes de éstos a nivel mundial.

Un dato importante de la energía del viento es que como se ve es una fuente de energía gratis y que su procesamiento o aplicación no produce contaminante para el medio ambiente. Por tanto, es una energía barata y limpia. La inversión en equipos se amortiza con mucha facilidad y en poco tiempo, dados los altos costos de la energía eléctrica y su tendencia al alza.

Algunos datos interesantes relativos a la generación de energía eléctrica a partir de la energía del viento o eólica son los siguientes:

A) A nivel mundial en el año 2001 se generaron 23,300 megavatios de energía eléctrica a partir de la energía eólica.

B) En Europa, Dinamarca posee parques eólicos que producen el 13% de la demanda eléctrica total del país, siendo el mayor productor a nivel mundial.

C) En América del Sur, Brasil produce 20 megavatios y Argentina 14 megavatios a partir de la energía del viento.

D) En el Caribe, Curazao posee un parque eólico de 9 megavatios, que suple el 7% de la demanda total de la isla.

E) El mejor exponente en América Central es Costa Rica que produce 71 megavatios, representando el 2% de su demanda doméstica.

F) También en el Caribe, República Dominicana y Barbados han realizado estudios de viabilidad para determinar su potencial eólico.

En nuestro país, la República Dominicana, tenemos dos alternativas de producción a partir de la energía eólica: Sistema Aislados, para pequeñas comunidades; y, Sistemas Centralizados o Parques Eólicos, que pueden suplir energía eléctrica no solo en medianas comunidades, sino también que podrían estar interconectados con la red de distribución del sistema eléctrico de la región en que se encuentren. Esta última opción abarata los costos en la inversión inicial con relación a la cantidad de energía eléctrica producida.