La equitación como terapia alternativa, para niños y adultos

La hipoterapia es una terapia complementaria que estimula de conjunto todo el cuerpo del paciente.

¿A quién va dirigida?

Los pacientes que buscan los beneficios de la equinoterapia son niños y adultos con alteraciones como: Disturbios psíquicos y emocionales: autismo, fobias, psicosis; alteraciones comportamentales: agresividad, nerviosismo, stress, timidez, insomnio, hábitos sedentarios.

Retraso en el desenvolvimiento, problemas de aprendizaje, inadaptación social; disfunciones neurológicas con alteraciones motoras: parálisis cerebral, accidente vasculocerebral, traumatismo craneoencefálico. Síndromes diversos: Síndrome de Down, Síndrome de Rett.

Problemas sensoriales, visuales, auditivos y fonológicos. Problemas ortopédicos: Alteraciones y desvíos posturales, déficits del equilibrio, degeneraciones articulares, entre otros.