La era exponencial y la economía del conocimiento

La era exponencial y la economía del conocimiento

Frank Tejada Cabrera.

El siglo XXI ha traído cambios acelerados en el estilo de vida, que transformarían la humanidad, porque ya vivimos en la economía del conocimiento en la era exponencial, la cual se puede resumir en una revolución tecnológica, que cambiaría el sistema productivo a través de la robótica y la inteligencia artificial. La tecnología está transformando el sistema de producción de las empresas y como ejemplo se pone el caso de KODAK, que en 1998 representaba el 85% del mercado de fotografías de papel y tenía unos 170,000 empleados. Al comenzar el siglo XXI la empresa quebró y las fotografías que hoy se utilizan son tomadas con teléfonos y cámaras digitales. Las empresas que no se modernicen en función a la tecnología y los mercados, irán desapareciendo.
La inteligencia artificial provocaría cambios sustanciales en la salud, carros autónomos, educación, impresión 3D, agricultura y puestos de trabajo. Dentro de una década el Software cambiaría la mayoría de las industrias y las empresas de servicios, como el transporte. UBER es sólo una herramienta de Software, no posee vehículos, pero es la empresa más grande del mundo. AIR B&B es la empresa hotelera más grande del mundo, sin tener propiedades inmobiliarias. En USA vía la inteligencia artificial, muchos abogados jóvenes no consiguen trabajo en la actualidad, porque IBM Watson, puede asesorar legalmente una empresa en cuestiones de segundos, con una exactitud de un 90% comparado a un 70% del ser humano. Si está estudiando derecho hay que pensarlo muy bien, porque dentro de poco solamente se utilizarán los abogados con especialidad.
En la medicina pasará lo mismo, hay empresas trabajando en los hospitales que detectan con mayor precisión el diagnóstico de cáncer, sin la intervención del ser humano. Facebook tiene un Software que puede reconocer mejor las facciones de la cara de una persona, que el ser humano. Se estima que para el 2030 las computadoras serán más inteligentes que la mayoría de las personas. La programación tecnológica estima, que para la década de 2020 se estarían usando los autos autónomos, con lo cual se reduciría sustancialmente el caos del transporte, porque los vehículos disminuirían en las ciudades, con lo cual se mejoraría la movilización de las personas.
Con el sistema de impresión 3D bajarían los costos a precios asequibles de bienes que antes no podía usar la clase media baja, ya que se estima que para el 2025 el sistema productivo cambiaría drásticamente y se entraría al consumo masivo. Todos estos sistemas conllevarían mayor educación y preparación tecnológica de las personas, para que puedan movilizarse de un trabajo tradicional a otro con alta tecnología.
La agricultura, ganadería y foresta se beneficiarían con la alta tecnología, porque podrían introducir mano de obra más barata utilizando los robots y de esa manera los alimentos serían más asequibles a la sociedad. La agricultura de precisión es una herramienta del futuro y con todos estos adelantos se facilitaría mejor el uso de nuevas tecnologías, que permitirían el uso de la robótica en la agricultura y la ganadería, para abaratar los costos de producción y poder competir en el mercado, con productos inocuos a bajos precios.

Más leídas