La escasez de agua potable
se agudiza en región de Baní

http://hoy.com.do/image/article/135/460x390/0/F9D11219-E115-4197-BBEA-BCAE3A464337.jpeg

POR FAUSTO SOTO
Baní

  A pesar de que la palabra Baní  significa “abundancia de agua” en el lenguaje de los aborígenes que habitaron esa región del país, en la actualidad el preciado líquido se presenta como uno de sus principales problemas dejados por la pasada tormenta Noel  para ser resuelto por las autoridades del gobierno y por la sociedad civil de este municipio.

El acueducto que abastecía de agua potable a sus más de cien mil habitantes, resultó destruido en más de un 80 por ciento de su infraestructura, pues la crecida del río Baní arrasó con la obra de toma, la planta de tratamiento y las tuberías que conducen a los tanques de almacenamiento y distribución, pues están instaladas en el mismo lecho de lo que por años ha sido el cause normal de ese acuífero.

Desde el lunes 29 de octubre hasta la actualidad,  las familias banilejas han tenido que abastecerse del preciado líquido comprándola a  camiones cisternas privados, o recibirla gratis suministrada por el Ayuntamiento municipal o por los escasos camiones del INAPA, quienes se abastecen de pozos  filtrantes en distintos puntos del municipio.

Las tormentas Noel y Olga vinieron a agravar un problema viejo que afectaba a los banilejos, debido a que mucho antes de su paso por su territorio, las fuerzas vivas de la tierra de Máximo  Gómez, demandaban la construcción de un nuevo sistema de abastecimiento de agua para la creciente población.

Diversos sectores sociales, económicos y hasta políticos de Baní claman hoy por una pronta solución al suministro de agua desde el acueducto municipal porque la compra y venta del vital líquido le está ocasionando serios problemas a su presupuesto familiar.

Los barrios que están más afectados

El dirigente comunitario José María Soto Núñez denunció que la escasez  de agua potable está afectando a los barrios Los Barracones, 30 de Mayo, Mejoramiento Social, Los Pescadores, Brisas de Guásuma, Villa Mejega, Pueblo Nuevo,  24 de Abril, 19 de Marzo, María Carlita, Las Arepas, INVI, Los Tiburones, BHD, Las Marías y amplios sectores del centro de la ciudad.

Mientras que Manuel Eduardo Romero, dirigente de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), denunció  que la crisis en el suministro de agua potable también está afectando seriamente el sistema sanitario de los centros educativos y la salud de los estudiantes y profesores.

En la actualidad  esos  sectores poblados de Baní tienen más de quince y 20 días que no reciben agua potable en sus hogares y las quejas de sus residentes ante la deficiencia del INAPA por corregir la situación crece día a día, sin que hasta la fecha se visualice  un alivio o solución  a tan grave problema que no solo afecta la salud, sino los precarios ingresos económicos de las familias que tienen que destinar una parte del mismo para comprar el “preciado líquido”.

Ante esa situación de escasez  de agua potable, es ya cosa común el hecho de encontrar en calles y  barrios de la ciudad decenas de camiones cisternas vendiendo el preciado líquido a precios que en gran medida alteran y consumen el presupuesto de las familias.