La escoliosis:
los peligros por no actuar a tiempo

POR ANNA JIMÉNEZ
Durante la fase de crecimiento del niño pueden sufrirse desplazamientos de los huesos. Entre estos problemas se incluye la escoliosis, por la cual la columna vertebral se curva anormalmente, y una gran variedad de problemas comienzan a afectar a la cadera, rodillas y pies.

DESCRIPCIÓN

La escoliosis es la curvatura anormal y progresiva de la columna vertebral, tanto de la porción torácica (central) como la lumbar (inferior). A pesar de que la escoliosis puede ocurrir a cualquier edad, empieza generalmente durante la adolescencia y es más común en las niñas. La escoliosis infantil es una enfermedad poco común.

CONSIDERACIONES

Si no se trata, la escoliosis puede provocar que las costillas se junten de un lado y se separen del otro. Esto puede causar problemas respiratorios y cardiacos. La desviación también puede reducir el espacio entre los discos intervertebrales, provocando dolor de espalda y deformidad.

CAUSAS

Se desconoce la causa, pero en la mayoría de los casos puede ser genética. Sin embargo, hay personas que la contraen debido a mala postura o por tener una pierna más larga que otra.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

Los síntomas más característicos de la escoliosis son:
• Un hombro más alto que otro
• Hombros redondeados
• Pecho hundido
• Lordosis
• Omóplato que sobresale anormalmente
• Asimetría de la cintura
• Un lado de la pelvis se echa hacia delante
• Dolor de espalda

Se debe consultar a un doctor ante cualquier síntoma de escoliosis, especialmente en un niño. A pesar de que muchos estados tienen leyes que hacen obligatoria la inspección de escoliosis en las escuelas públicas, los padres deben estar atentos a los síntomas de esta enfermedad en sus hijos.

A veces la espalda no muestra signos de deformidad, pero suele haberlos de asimetría. Por ejemplo, el dobladillo de una falda puede tener aspecto desnivelado, o una cadera o un omóplato pueden sobresalir. Para comprobar si la columna está recta, trace una línea con una pluma de color a lo largo de los salientes óseos de las vértebras. Haga que la persona se agache y observe si la línea es recta o curva.

TRATAMIENTO

Tanto el pronóstico como el tratamiento depende de la zona en la que se encuentre la curvatura anormal, la severidad y el momento en que se manifiestan los síntomas.

La mitad de los niños con escoliosis perceptible requieren un tratamiento y control cuidadoso por parte del médico.

Normalmente, la escoliosis es trata por el ortopedista. Se puede utilizar un collarín de plástico para mantener la columna derecha. En ocasiones, se realiza estimulación eléctrica y a veces puede requerir intervención quirúrgica para fusionar las vértebras.

CUIDADOS

Los ejercicios que desarrollan los músculos de la espalda ayudan en los casos leves, pero un buen programa de ejercicios ha de estar diseñado por un ortopedista o un fisioterapeuta con experiencia en el tratamiento de la escoliosis. El autotratamiento no es recomendable. A pesar de que muchos casos no son graves, el tratamiento rápido y la revisión periódica de la progresión son importantes para prevenir la deformidad.

La prevención de la escoliosis es difícil, pero se pueden disminuir sus consecuencias con una pronta atención médica.

Si padece de escoliosis en grado leve, es probable que todo lo que necesite sea una fisioterapia que refuerce los músculos de la espalda y corrija la postura.

Algunas actividades físicas como la natación o el montar a caballo son especialmente beneficiosas para tratar la escoliosis porque tonifican y refuerzan los músculos de la espalda.