La estadounidense Johnson Controls y la irlandesa Tyco anuncian su fusión

imagen (1)

Nueva York. La compañía estadounidense Johnson Controls y la irlandesa Tyco International anunciaron hoy su fusión para crear un gran grupo industrial con una facturación anual de unos 32.000 millones de dólares.

Con la operación, según medios y especialistas estadounidenses, Johnson Controls busca entre otras cosas reducir la carga fiscal a la que está sometida.   Para ello, a pesar de que la compañía estadounidense dispondrá del control y dará nombre a la entidad fusionada, esta tendrá su sede en la ciudad irlandesa de Cork, donde está basada Tyco International.

El movimiento ahorrará a las empresas al menos 150 millones de dólares en impuestos al año, según dijeron en un comunicado.   La ciudad estadounidense de Milwaukee, sede hasta ahora de Johnson Controls, mantendrá mientras tanto las principales oficinas de la nueva compañía para Norteamérica.

El consejero delegado de Johnson Controls, Alex Molinaroli, destacó en un comunicado que la operación permitirá a la compañía aumentar sus inversiones globales, desarrollar nuevas soluciones para sus clientes y devolver dinero a sus inversores.   Los accionistas de la empresa estadounidense, que tiene una valoración bursátil de unos 23.000 millones de dólares, tendrán el 56 % de las participaciones del nuevo grupo, mientras que los de Tyco, valorada actualmente en unos 13.000 millones, obtendrán el 44 %.

Johnson Controls destaca por la producción de componentes para el sector automotor y equipos de aire acondicionado, mientras que Tyco se enfoca en la seguridad industrial y en la protección contra incendios.