La Estulticia: El Arte de Gobernar

Virgilio M. Malagón Álvarez

Me dirán muchos lectores de mi Pagina Analítica Cotidiana (22,345), se preguntaran el porqué del título de esta entrega. Muy simple: El único animal que comete el mismo error dos veces es el Hombre.
La Estulticia, en este sentido, es una condición humana que ha sido estudiada, por filósofos deterministas, a la altura académica de Santo Tomás de Aquino o Erasmo de Rotterdam.
La estulticia es una sumatoria de lo siguiente:
1-La Estolidez, o la falta de razón en el Discurso, es la característica fundamental de los politicastros que siempre han medrado en nuestro lar republicano. La enajenación de los verdaderos temas de impacto social crea el caldo de cultivo para el ejercicio despiadado de una Demagogia ancestral, dirigida a las clases irredentas, llenándolas de un discurso lleno de Gatopardismo y elocuencia estéril.
2-La Insensatez, habilidad extraordinaria de nuestra Masa Electoral que evoca a las tragicomedias del Medio Evo, donde la feudalidad del concepto de propiedad reside en la magnanimidad del político demagógico y gatopardista; Juglar imperecedero de las ¨doctrinas y dogmas¨ de pensadores políticos ajenos a su compromiso con nuestra memoria histórica.

3-La Puerilidad, habilidad que define el acontecer cotidiano de aquellos que pretenden, salvo muy honrosas excepciones, ¨legislar¨ la Cosa Pública, al amparo de prebendas y canonjías, que en nada reflejan dicho acontecer y solo sirve para satisfacer las apetencias desmedida de esos ¨clústeres¨ políticos.
4-El Alelamiento y la Bobería, que se ejerce al amparo del Numeral anterior, pero con matices de un falso liderazgo que quiere imponer ¨iniciativas¨ que solo responden a intereses gatopardistas y transnacionales, totalmente ajenos a nuestra idiosincrasia y Memoria Histórica. Finalmente:
5-La Apatía Sistémica, condición resultante del Hastío Dirigido, fomentado por los numerales anteriores. Esta condición de perfil conductual, fomenta un sentimiento de impotencia muy lacerante, a los intereses de la ciudadanía y ala vez, incuba un comportamiento antisocial que se manifiesta con la aceptación de dadivas humillantes, que luego le pasará factura a esos que la acogen y cobijan. La Apatía Sistémica, es el elemento fundamental de los procesos entrópicos de las sociedades y destruyen las bases del pensamiento crítico, originando un estado de complacencia condicionada que es propicio para los mataderos electorales que ha sufrido nuestro país, durante décadas.

Al Ciudadano Presidente, en la práctica, lo conceptualizamos como un gobernante, rodeado de claroscuros, y sumergido en un laberinto de gestión, que a ratos parecería insostenible; apuntalar los privilegios y excesos en un país que los tiene tan arraigados y propiciar una transferencia a los sectores empobrecidos, sin provocar inestabilidad económica y financiera. Su accionar es considerado como un populismo trasnochado de izquierda, pero buena parte de sus estrategias económicas y de finanzas públicas son impecablemente neoliberales.
Estas cinco (5) características de la ESTULTICIA nos revela una encrucijada insoslayable: ¡DEBEMOS EMPODERARNOS PARA ELEGIR MEJOR LOS LIDERES QUE GARANTICEN NUESTRO BIENESTAR SOCIAL Y LA DEFENSA DE NUESTRA MEMORIA HISTÓRICA!