La explotación del turismo ecológico

20_08_2015 HOY_JUEVES_200815_ ¡Vivir!2 C

Con el despertar turístico del sur, promovido por el gobierno, Pedernales ha experimentado un incremento en la cantidad de visitantes que van atraídos por su belleza natural.

Es una de las provincias de mayor extensión territorial y menor población, pero también de mayor pobreza.

Aparte de la pesca y la ganadería (que tiene antecedentes muy antiguos), la minería es una de las actividades económicas más importantes de la zona.

Pedernales, cuyo nombre se debe a la abundante presencia de este tipo de roca, es también rica en bauxita. De ella se fabrica aluminio, y actualmente se exportan grandes cantidades de esta roca hacia China desde Cabo Rojo.

La primera en explotar la bauxita y la piedra caliza de Pedernales fue Alcoa (Alcoa Exploration Company) a finales de los años 40 en la zona de Las Mercedes.
Actualmente la empresa dominico-venezolana DOVEMCO lidera la extracción de bauxita en la provincia.

También está presente la empresa minera Cementos Andinos, un proveedor de agregados, y aunque ambas proveen de fuentes de empleo a las familias de la provincia, el gobierno y el Ministerio de Medio Ambiente han concluido que la actividad minera y el turismo son definitivamente incompatibles.

“El gobierno ha entendido que la única manera de impulsar el turismo es tomando en cuenta la valoración de los recursos naturales que tiene la provincia y cerrando el paso a la minería”, expresa Ramón Marrero, director provincial del Ministerio de Medio Ambiente. “El turismo que cabe aquí es el ecológico, no el tradicional… Cemento Andino y Dovenco tienen un plazo hasta octubre para su cierre”, añade.

Pedernales alberga el sistema de áreas protegidas más grande del país, el Parque Nacional Jaragua. Su director, Julio César Ortiz, asegura que están “en segundo lugar entre las áreas protegidas más visitadas, compitiendo con el Parque del Este”. Aboga por una mayor inversión del Estado para mejorar las estructuras que tiene la provincia (construcción de caminos, mejoramiento de la carretera, construcción de casetas en el Parque y en Laguna de Oviedo, etc.) y -por supuesto- más habitaciones para los visitantes.

“Llegó la hora de que la gente de Pedernales que vive sumergida en la pobreza vea una luz en el camino”, opina Santiago Rodríguez, propietario del Rancho Bahía de las Águilas, quien ha encontrado dificultades con las autoridades para construir más baños para los visitantes.

Por otro lado, Rafael Mancebo, encargado provincial del Ministerio de Turismo, cree que “no hacen nada desarrollando el turismo y que los beneficios se lo lleven organizaciones externas”, por lo que espera se les provea de facilidades a los munícipes para desarrollar sus proyectos.

Saturnino Santana, un guía especializado de la Laguna de Oviedo es un ejemplo de cómo el turismo puede desarrollar la provincia. De orígenes humildes, su trabajo en la Laguna representa su principal fuente de ingresos.

Actualmente allí operan nueve guías. Saturnino señala que se requieren de medidas para el incremento de turistas, como elementos de señalización y muelles para la Laguna.